Ya sabemos que la polución es un problema que afecta tanto al ambiente como a las criaturas que lo habitan –incluidos nosotros–. No obstante, parece que aún hoy no estamos totalmente conscientes de todos los efectos nocivos que tiene. De allí que se hayan hecho estudios y publicaciones que nos muestren cómo la contaminación no solo ha disminuido la esperanza de vida mundial, sino también el tamaño del pene humano.

Para abordar estos dos últimos puntos, la Dra. Shanna Swan publicó en febrero de este 2021 su libro Count Down. Dentro de él, la afamada epidemióloga y científica explica la relación existente entre la contaminación química y la disminución paulatina en las dimensiones del pene humano y de sus capacidades reproductivas.

La contaminación y el estilo de vida moderno han disminuido el tamaño del pene humano

En su escrito, la Dra. Swan aborda la influencia de la contaminación con químicos y el estilo de vida actual en elementos como el tamaño del pene humano. Allí comenta que, a medida que el uso y consumo de químicos, nacen cada vez más bebés con penes que se considerarían pequeños.

“Los productos químicos en nuestro medio ambiente y las prácticas de estilo de vida poco saludables en nuestro mundo moderno están alterando nuestro equilibrio hormonal, causando varios grados de estragos reproductivos”, comenta.

Además de esto, el aumento de la contaminación también parece estar incrementando las tasas de disfunción eréctil. Por lo que, se encuentra afectando las capacidades reproductivas de la humanidad desde varios flancos.

La contaminación no solo ha causado la disminución del tamaño del pene humano

Esta no es la primera vez que la Dra. Swan aborda temas como la fertilidad o la contaminación en sus trabajos. Durante un estudio publicado en el 2014, la investigadora determinó que poco a poco los niveles de fertilidad femenina habían estado decayendo en las últimas décadas.

Asimismo, otro estudio que se dio a conocer en el 2018 también mostró que una situación similar se estaba produciendo entre los hombres. Dentro de este, se observaba cómo el conteo de espermatozoides había disminuido con el paso de las décadas. Todo en una relación inversamente proporcional con el aumento de la contaminación.

La situación ya amenaza la supervivencia de la especie humana

Dentro del libro, la Dra. Swan menciona que existen cinco criterios básicos para determinar si una especie se encuentra en peligro de extinción. Según la científica, solo hace falta que se cumpla uno de estos para comenzar a considerarla en riesgo. Ahora, en “el estado actual de las cosas para los humanos, [la humanidad] cumple al menos con tres”.

La Dra. Swan también comenta que los niveles de fertilidad generales del mundo han disminuido. Como ejemplo, comenta que las personas de veintitantos de la actualidad son menos fértiles que sus abuelos, cuando estos estaban en sus treintas. Debido a esto, ella llega a clasificar la situación como una “crisis existencial global”.

Con esto en mente, será necesario que se tomen acciones desde ya para poder poner finalmente un freno al avance de la contaminación. Ya que, de lo contrario, entonces poco a poco esta terminará por dañar de forma irreparable la capacidad de reproducción del ser humano.

Referencias:

Count Down – How Our Modern World Is Threatening Sperm Counts, Altering Male and Female Reproductive Development, and Imperiling the Future of the Human Race (2021): https://www.simonandschuster.com/books/Count-Down/Shanna-H-Swan/9781982113667#

Endocrine disruption of androgenic activity by perfluoroalkyl substances: clinical and experimental evidence (2018): https://www.documentcloud.org/documents/5316830-EDCs-Androgenic-Activity-Perfluoroakyl.html

Environmental exposure to di-2-ethylhexyl phthalate is associated with low interest in sexual activity in premenopausal women (2014): https://doi.org/10.1016/j.yhbeh.2014.10.003

Lea también:

Contaminación del aire aumenta significativamente el riesgo de infertilidad

Escribir un comentario