Mujer con sufrimiento emocional causado por la pandemia.
Vía iStockphoto/PA.

La pandemia del COVID-19 no solo ha empeorado la salud general del mundo, sino que ha desatado cuadros de ‘sufrimiento emocional’ en todo este. Sin embargo, como este no se manifiesta con tos o dolores de garganta, suele ser mucho más difícil de identificar y abordar.

Conscientes de esto, el equipo del portal Futurity entró en contacto con la experta Stephanie Marcello. Actualmente, ella es la psicóloga jefe del de Rutgers University Behavioral Health Care y frecuentemente dicta talleres sobre salud emocional.

A través de una breve entrevista, Marcello ofreció tips no solo para identificar la posible presencia del sufrimiento emocional, sino también para poder hacerle frente.

El sufrimiento emocional y la pandemia del COVID-19

El mundo ha cambiado para todos desde el inicio de la pandemia del coronavirus y, ahora, el sufrimiento emocional se ha convertido en otra de sus consecuencias inesperadas. Según recalca Futurity, en la última encuesta realizada por el Pew Research Center, al menos 3 de cada 10 personas indicaron que esta crisis había cambiado sus vidas de forma significativa.

Igualmente, se notó que la “angustia psicológica” o sufrimiento emocional se mantuvieron en al menos 21% de los adultos después de un año de lidiar con la pandemia. En medio de una realidad como esta, es claro que debemos comenzar a identificar mejor el problema y a abordarlo antes de que este malestar emocional se convierta en otra epidemia de la que debamos cuidarnos.

Antes que nada, trabaja primero en ti

Un consejo vital que recalca Marcello es que, antes de comenzar a buscar los síntomas de sufrimiento emocional que la pandemia ha causado en otros, es necesario hacer una autorevisión. Solo cuando hayamos identificado y trabajado nuestro propio malestar y preocupaciones, podremos dar un paso adelante para intentar ayudar a otros.

¿Cómo identificar el sufrimiento emocional causado por la pandemia?

“Una señal es un cambio en la personalidad (…) Otro signo es el cuidado personal deficiente, que puede incluir la higiene y otras preocupaciones, como un aumento en el uso de sustancias”, aclara Marcello.

Básicamente, si notas que tú o la otra persona han comenzado a cambiar sus rutinas, a dejar de lado su cuidado personal o a limitar las interacciones sociales que antes eran comunes, estos podrían ser signos claros del sufrimiento emocional ocasionado por la pandemia.

“Si reconoce la desesperanza, el dolor o la culpa, es posible que usted o la otra persona necesite buscar el apoyo de un profesional”, comenta Marcello.

¿Cómo podemos reaccionar ante la angustia psicológica?

Ya sea que la hayamos detectado en nosotros mismos o en alguien más, Marcello destaca que “tus acciones depende[rá]n de la gravedad de lo que ves”. En otras palabras, si la situación parece controlada o moderada, tal vez conversar con la persona o buscar a alguien que nos escuche podría ser un buen primer paso.

Padre consolando a su hija por el sufrimiento emocional causado por la pandemia.
Vía Pexels.

Las interacciones sociales positivas en las que ambas partes realmente se escuchan pueden ayudar a aliviar un poco el sentimiento abrumador que trae el sufrimiento emocional causado por la pandemia.

Por otra parte, Marcello comenta que si la situación es más grave, lo mejor será buscar ayuda profesional ya sea de parte de un médico o de un terapeuta. Asimismo, también recomienda contar con los números de organizaciones como la Línea Nacional de Prevención del Suicidio o afines, que “brinda[n] apoyo confidencial, gratuito y las 24 horas del día, los 7 días de la semana”.

“Lo más importante es no reprimir las emociones y buscar ayuda profesional si es necesario”, concluye.

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestra salud emocional durante la pandemia?

Incluso si no somos víctimas ahora del sufrimiento emocional causado por la pandemia, es bueno que tomemos medidas para tratar de mantener a nuestra mente en buen estado. Con esto en mente, Marcello recomienda que fomentemos pequeñas rutinas (como tender la cama cada día) que nos den una sensación de estructura.

Asimismo, nos recuerda que el cuidado personal y los descansos lejos de la computadora también serán de gran ayuda. Sumado a lo anterior, ofreció además el siguiente consejo:

“Date cuenta de que es normal y saludable sentir desconexión, tristeza, ansiedad y una sensación de estar perdido de vez en cuando. Haz una lista de control de autocuidado: ¿Cómo dormiste anoche? ¿Cuál es tu estado emocional? ¿Cómo se siente tu cuerpo?”.

Además de todo esto, Marcello también recalca que es importante que realicemos actividades que nos hagan sentir bien; ya sea que esto implique levantarnos temprano para disfrutar con calma de una taza de café, jugar con nuestras mascotas o leer unos minutos nuestro libro favorito.

“Recuerda que la felicidad no es un estado constante, pero al practicar el autocuidado debes sentir una sensación de paz, amorosa calma y confianza”, dijo Marcello como una reflexión final.

Lea también:

¿Cómo hacer frente al duelo por el COVID-19?