Pastillas que podrían ser como la vacuna del COVID-19 píldoras colocadas sobre un fondo morado.
Vía Pixabay.

A medida que la pandemia del coronavirus ha ido avanzando, el mundo de la ciencia y la medicina se ha movido a toda velocidad para encontrar una forma de contener el virus. Ahora, finalmente variadas vacunas han llegado para ayudarnos a lidiar con la crisis. Pero, si queremos erradicar al COVID-19 por completo, debemos buscar todo el apoyo posible, de allí que se piense en desarrollar esta vacuna que puede tomarse como una pastilla.

El reciente convenio entre la farmacéutica israelí-estadounidense Oramed y la empresa india Premas Biotech ha dado vida a la compañía Oravax Medical Inc. Esta última es la que ha dado a conocer en un comunicado de prensa reciente, su intención de iniciar los ensayos clínicos en humanos para su versión de la vacuna contra el COVID-19 que puede tomarse en píldoras.

Pronto podrían comenzar los ensayos clínicos de la pastilla que contiene una vacuna contra el COVID-19

Según el comunicado que se dio a conocer el pasado viernes, la empresa Oravax planea dar inicio a sus ensayos para junio de este 2021. Por los momentos, la empresa no ha presentado públicamente los resultados de sus pruebas en modelos animales.

Pero, si ya están organizando las evaluaciones en humanos, entonces es probable que sus resultados iniciales fueran favorables. Ahora, hasta que no se haga pública esta información, no será posible afirmar con toda seguridad.

¿Esta vacuna contra el COVID-19 en forma de pastilla llegará pronto al público?

Pastillas sobre fondo naranja que vuelan fuera de un vaso de cóctel.
Vía Pixabay.

No. Por ahora, ni siquiera se sabe de qué modo podrían darse los ensayos clínicos en humanos. Si estos llegaran a dar resultados positivos, entonces habrá que esperar que la pastilla con la vacuna candidata contra el COVID-19 sea aceptada por los organismos de salubridad.

Otros casos ya exitosos como Moderna y Pfizer demoraron aproximadamente un año desde que iniciaron sus pruebas en humanos (en marzo y mayo del 2020) hasta que finalmente se autorizó su comercialización. De allí que la alternativa de Oravax, si tiene éxito, probablemente se demore un tiempo similar.

Debido a esto, queda más que claro que la vacuna no podría ser una opción para combatir la pandemia en este instante. Sin embargo, sí podría ser parte de la “segunda generación” de vacunas, destinadas a mantener el virus a raya a largo plazo y a evitar futuros brotes.

Las vacunas orales serán la mejor opción para la “segunda generación”

La vacuna contra el COVID-19 con forma de pastilla de Oravax no es la primera iniciativa que ha considerado esta posibilidad. De hecho, otra empresa llamada Vaxart realizó ensayos en humanos para su propia candidata. Lastimosamente, estos tuvieron resultados desfavorables, por lo que no se siguió desarrollando.

Ahora, Oravax espera tener mejor suerte con su alternativa. Junto a ella, se encuentran otras empresas como AstraZeneca, que al parecer está barajando la posibilidad de crear pastillas y aerosoles nasales con su vacuna. Además de esta, también se pueden contar otras iniciativas como la de ImmunityBio que busca crear pastillas que actúen como complementos para su vacuna contra el COVID-19.

Por ahora, estas alternativas se encuentran apenas en el campo de las ideas o en las fases de pruebas iniciales. Pero, si se llevan adelante adecuadamente, podrían dar forma a una nueva generación de vacunas mucho más resistentes, estables, fáciles de administrar y también de distribuir por el mundo.

Lea también:

¿Serán efectivas las vacunas contra el nuevo coronavirus mutante? La ciencia tiene dudas