Hombre con barba y estetoscopio en su cuello sosteniendo una pastilla azul, conocida popularmente como Viagra.

La Viagra es uno de los medicamentos que se ha ganado el aprecio de los hombres, y ahora un nuevo estudio centrado en la enfermedad arterial coronaria parece haber arrojado nuevas razones para ello.

Los investigadores del Karolinska Institutet, en Suecia, informan en Journal of the American College of Cardiology que los hombres que padecen la enfermedad arterial coronaria estable y toman viagra tienen una vida más longeva; además, tienen un menor riesgo de sufrir un nuevo ataque cardíaco.

Inhibidores de la enzima PDE5 sirven contra la disfunción eréctil

Aunque suele ser motivo de vergüenza entre la población masculina, la disfunción eréctil es una condición que merece atención médica temprana. De hacer presencia, esta puede ser una señal de alerta temprana de algún tipo de enfermedad cardiovascular en hombres sanos.

La impotencia se trata localmente con alprostadil, un medicamento que dilata los vasos sanguíneos para permitir el flujo de sangre en el pene y, por consiguiente, su erección. También se trata con inhibidores de la enzima fosfodiesterasa5 (PDE5), como las populares marcas de tabletas Viagra o Cialis, que se administran por vía oral antes de un encuentro sexual.

Lo curioso es que los inhibidores de la PDE5 disminuyen la presión arterial, razón por la cual no se recomendaban en hombres con enfermedad de las arterias coronarias. Pero en 2017, un equipo de investigadores demostró que los hombres con antecedentes de ataque cardíaco también son aptos para recibir el medicamento. De hecho, tomar Viagra parecía prolongar la vida de los hombres con enfermedad arterial coronaria y protegerlos contra infartos e insuficiencia cardíaca.

Comparando inhibidores de PDE5 como la Viagra y Cialis con alprostadil

El nuevo trabajo se enfocó en comparar el efecto del alprostadil y los inhibidores de la PDE5 en hombres con enfermedad arterial coronaria estable. Incluyó datos de 16.500 hombres que recibieron tratamiento con inhibidores de la PDE5 y casi 2.000 que recibieron alprostadil.

Persona con guantes médicos sosteniendo pastillas verdes similares a la Viagra.

Los participantes fueron hombres que habían tenido un infarto, dilatación con balón o una cirugía de derivación de la arteria coronaria; todo esto al menos seis meses antes del inicio de su tratamiento contra la impotencia sexual.

“El riesgo de un nuevo ataque cardíaco es mayor durante los primeros seis meses, después de lo cual consideramos que la enfermedad de las arterias coronarias es estable”, explica el autor principal Martin Holzmann, profesor adjunto del Departamento de Medicina de Solna, en el Karolinska Institutet.

Hombres con enfermedad arterial coronaria tratados con Viagra con menos riesgo de un segundo ataque

La comparación reveló que los hombres con enfermedad arterial coronaria tratados con inhibidores de la PDE5, como la Viagra, vivieron más tiempo; también tuvieron un menor riesgo de sufrir un nuevo infarto, insuficiencia cardíaca, dilatación con balón y cirugía de bypass en comparación con los tratados con alprostadil.

También destacan que esta protección depende de la dosis en la que se administre el medicamento. Mientras mayor era la dosis del inhibidor de la enzima PDE5, menor era el riesgo de dichas afecciones.

El resultado es bastante alentador pero, por el momento, solo sugiere una relación causal, por lo que no fomenta al consumo indiscriminado de los medicamentos. Aún es necesaria más investigación para comprobar que la Viagra u otro inhibidor de PDE5 realmente tenga un mayor efecto protector en hombres con enfermedad coronaria que el alprostadil.

Referencias:

Viagra may prolong life for men with coronary artery disease. https://eurekalert.org/pub_releases/2021-03/ki-vmp031821.php

Association of Phosphodiesterase-5 Inhibitors Versus Alprostadil With Survival in Men With Coronary Artery Disease. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735109721002400

Lea también:

Este ingrediente en la Viagra puede hacer que los hombres vean azul.