Esa barra gigante que visualizas en la imagen principal de este artículo podría representar el futuro de la energía eólica. Se trata de un gigantesco vibrador diseñado por la empresa española Vortex Bladeless.

Este aparato conseguiría energía a través de la “oscilación y vibración del viento”. De hecho, estos factores son los causantes de ese peculiar movimiento oscilatorio hacia adelante y hacia atrás. A diferencia de otros sistemas de generación de energía, estas barras generarían energía totalmente limpia y sin causar efectos dañinos al medio ambiente, según la compañía.

Las barras de Vortex Bladeless no requieren grandes cantidades de viento para funcionar

Si bien es cierto que el movimiento oscilatorio de las barras se debe al viento, las palas de la turbina no requieren mucho de este factor para moverse. Siendo una característica muy relevante de este curioso aparato.

De igual modo, su singular estructura ocupa poco espacio, al mismo tiempo que supone un peligro menos para las aves. Incluso, generan menor ruido que otros sistemas de generación de energía. Al respecto, la compañía explica:

“Vortex Bladeless es un generador de viento resonante de vibración inducida por vórtice. Aprovecha la energía eólica de un fenómeno de vorticidad llamado Vortex Shedding. Básicamente, la tecnología sin cuchillas consiste en un cilindro fijado verticalmente con una varilla elástica. El cilindro oscila en un rango de viento, que luego genera electricidad a través de un sistema de alternador. En otras palabras, es una turbina eólica que en realidad no es una turbina”.

Las barras de Vortex son rentables

Estos aparatos se fabrican a base de plásticos, polímeros de fibra de carbono, acero, neodimio y cobre. Se tratan de componentes que evitan costos por desgaste, fricción y mantenimiento que un generador convencional involucraría. Lo que significa que es una tecnología, que además de revolucionaria, es económicamente rentable.

Este nuevo sistema de generación de energía eólica es ideal para zonas urbanas y residenciales donde su estructura no entorpezca el desarrollo de otras actividades.

Lea también:

Google predecirá la producción de energía eólica a través del aprendizaje automático

Escribir un comentario