Niña leyendo un libro.
Vía Shutterstock.

La situación de crisis que ha generado el coronavirus ha llegado a afectar a la sociedad de formas inimaginadas. Como un ejemplo de estas consecuencias de la pandemia que inicialmente no esperábamos, recientemente se publicó un estudio que muestra cómo las habilidades de lectura de los niños han disminuido debido al cierre de los planteles escolares.

La investigación, llevada a cabo por Benjamin W. Domingue, Heather J. Hough, David Lang y Jason Yeatman reveló un estancamiento en el desarrollo de estas vitales habilidades, sobre todo en los niños más pequeños. La totalidad de sus resultados se publicaron en Policy Analysis for California Education (PACE). Con ellos, hemos podido dar una mirara única al desarrollo de las habilidades lectoras de los niños durante el 2020.

La fluidez en las habilidades de lectura oral de los niños disminuyó durante la pandemia

Para poder determinar la evolución de las habilidades de lectura de los niños durante la pandemia, los investigadores realizaron dos pruebas. Gracias a estas, pudieron observar en qué nivel estaban estas durante la primavera del 2020 –cuando la cuarentena estaba en su máximo vigor– y de qué forma cambiaron para el otoño del 2020 –cuando ya se habían reanudado las actividades presenciales en algunos planteles–.

“Parece que estos estudiantes, en general, no desarrollaron ninguna habilidad de lectura durante la primavera; el crecimiento se estancó cuando se interrumpió la escolarización y permaneció estancado durante el verano”, dice Ben Domingue.

Según parece, esta tencencia solo cambió un poco en el otoño del año pasado. En ese momento, la curva de aprendizaje volvió a mostrar un aumento. Pero fue mucho más ligero de lo que se esperaría en épocas normales. Por lo que, en comparación, el desarrollo de las capacidades lectoras de los niños fue menor durante el 2020.

Los niños en los niveles de educación primaria sufrieron el impacto más fuerte sobre sus habilidades de lectura

Niño practicando sus habilidades de lectura durante la pandemia.
Vía PxHere.

Las evaluaciones realizadas por los investigadores también revelaron que fueron justamente los niños de entre primer y tercer grado los que tuvieron más problemas para desarrollar sus habilidades de lectura durante la pandemia.

De hecho, en promedio, su avance en el área fue un 30% menor al esperado de ellos según los promedios de años anteriores. Como ya lo mencionamos, el desarrollo de las capacidades lectoras y la fluidez se empezó a remontar para el otoño, pero la brecha que se abrió era demasiado amplia. Por lo que los infantes y profesores ahora deberán trabajar a doble marcha para intentar salvar las distancias que se crearon durante la pandemia.

La llave perdida

“La lectura es una especie de puerta de entrada al desarrollo de habilidades académicas en todas las disciplinas (…) Es una llave que abre todas las puertas. Si un niño no puede leer de manera efectiva en tercer grado aproximadamente, es poco probable que pueda acceder al contenido de sus otros cursos”, dijo Domingue.

La situación con la disminución de las habilidades de lectura de los niños en la pandemia va más allá de la capacidad en sí. Tal como lo explica Domingue, si los niños no tienen una comprensión lectora bien desarrollada, entonces no podrán trabajar adecuadamente con los temas de sus otras materias en la escuela.

Como resultado, su proceso de aprendizaje se entorpecerá y no podrán sacar el máximo provecho de las oportunidades de estudio. De allí que se haga necesario pensar desde ahora soluciones que a futuro se puedan aplicar para empezar a cerrar las brechas que se han creado, de forma que los niños puedan volver realmente a la normalidad.

Referencia:

Changing Patterns of Growth in Oral Reading Fluency During the COVID19 Pandemic: https://edpolicyinca.org/sites/default/files/2021-03/wp_domingue_mar21-0.pdf

Lea también:

Los niños con mejores habilidades de lectura aprenden otros idiomas con facilidad