Flor blanca de la hierba medicinal 'sello de oro'.
Crédito: Eric Burkhart/Universidad Estatal de Pensilvania.

Las plantas medicinales han sido utilizadas por la humanidad durante siglos para tratar todo tipo de dolencias. Incluso ahora, muchas de ellas siguen siendo las bases para la creación de medicamentos actuales. Aunque claro, con el paso del tiempo su proceso de cultivo y procesamiento se ha perfeccionado cada vez más. En este caso, se ha descubierto un nuevo proceso que puede mejorar específicamente las propiedades medicinales de la hierba ‘sello de oro’.

La investigación que da cuerpo a esta reciente propuesta se publicó en HortScience este mes. Detrás de su realización estuvieron los investigadores Grady H. Zuiderveen, Eric P. Burkhart y Joshua D. Lambert.

Gracias a ellos, se podría haber indentificado una nueva forma de sacar el mayor provecho posible al ‘sello de oro’ científicamente conocido como Hydrastis canadensis. Todo ya que esta planta en particular ha mostrado tener un gran abanico de cualidades medicinales y antisépticas que pueden aprovecharse.

Las propiedades medicinales del ‘sello de oro’

También conocida como cúrcuma canadiense o hidrastis, la hierba sello de oro se ha destacado tanto por sus capacidades antimicrobianas como por su efectividad a la hora de tratar afecciones intestinales. Según comentó Burkhart, dentro de ella se encuentran tres alcaloides bioactivos principales: hidrastina, berberina y canadina.

La primera se destaca por su efecto antiséptico. La segunda por sus cualidades beneficiosas ante cuadros de diarrea. Finalmente, la tercera brilla por sus capacidades polifacéticas.

“[En investigaciones anteriores] se ha descubierto que la canadina tiene una actividad significativa contra numerosas cepas de bacterias, y en investigaciones anteriores fue el único de los tres alcaloides principales que se encontró activo contra Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus. (…) Además, la canadina posee importantes propiedades antioxidantes y se ha identificado como eficaz para fortalecer el sistema inmunológico”, explicó Burkhart.

Crear un protocolo estandarizado para el secado del ‘sello de oro’ potenciará sus propiedades medicinales

Raíces de hierba 'sello de oro' con propiedades medicinales mejoradas.
Crédito: Eric Burkhart/Universidad Estatal de Pensilvania.

De entre los componentes de la hierba originaria de los bosques de los Apalaches, los elementos más utilizados son sus raíces y sus rizomas. Con el paso del tiempo, se ha aprendido a aprovecharlos de mejor forma, pero aún no se conocen por completo todos los procesos internos por los que pasa el ‘sello de oro’ antes de poder poner en práctica sus propiedades medicinales.

“Un paso importante del procesamiento poscosecha para el sello de oro es el secado. Sin embargo, antes de este estudio no se sabía cómo la temperatura de secado influye en las concentraciones de estos alcaloides”, especificó Burkhart.

Con esto en mente, se evaluó cómo podían reaccionar estas hierbas a distintas temperaturas, y cómo esto podía o no alterar sus propiedades.

Así influyen la temperatura de secado en la calidad del ‘sello de oro’

Al final, descubrieron que mientras que la berberina e hidrastina se mantienen estables sin importar la temperatura –que se trabajó en un rango desde 80°F hasta 130°F–, la canadina tiende a variar. Cuando las temperaturas fueron más bajas, su nivel de permanencia en las raíces y rizomas del sello de oro fue mayor, lo que se tradujo en propiedades medicinales más completas.

Con esta nueva información, los investigadores proponen que debe estandarizarse el proceso y la temperatura de secado de estas plantas medicinales. De este modo, ajustándola para tenerla siempre en los niveles más bajos del espectro, se podrían obtener las medicinas de mejor calidad y mayor efectividad.

Referencia:

Influence of Postharvest Drying Temperatures on Alkaloid Levels in Goldenseal (Hydrastis canadensis L.): https://doi.org/10.21273/HORTSCI15500-20

Lea también:

¿Existen riesgos al combinar medicamentos y medicina tradicional?