Volcán Fagradalsfjall (Islandia) en plena erupción
Captura de pantalla del video compartido por Bjorn Steinbekk

Tras haber estado dormido por aproximadamente 800 años, el volcán Fagradalsfjall ubicado al sur del monte Fagradalsfjall, península de Reykjanes en el sudoeste de Islandia, ha hecho erupción.

Por suerte, la erupción volcánica no causó estragos ni puso en peligro la vida de los islandeses. De hecho, “la erupción se considera pequeña y la fisura de la erupción tiene unos 500-700 metros (1640-2300 pies) de largo. La lava tiene menos de 1 kilómetro cuadrado (0,4 millas cuadradas) de tamaño”, según la Oficina Meteorológica de Islandia (IMO).

Sin embargo, la actividad dejó tomas asombrosas que nos hace admirar de cerca este fenómeno natural desde otra perspectiva. Por ejemplo, Bjorn Steinbekk usó un dron para sobrevolar cerca del volcán logrando capturar imágenes maravillosas. Para muestra la imagen principal de este artículo, donde se observa cómo la lava sale del suelo y se desplaza por la superficie del volcán.

Las erupciones volcánicas de Islandia son efusivas

A diferencia de otras regiones volcánicas, en Islandia las erupciones son efusivas. Lo que significa que la lava fluye del suelo y no emite explosiones de nubes de ceniza. Tal como se muestran en el siguiente video compartido en Twitter:

“Este video, tomado en un dron por Bjorn Steinbekk de la erupción del volcán Fagradalsfjall en Islandia, es absolutamente una locura”, dice la publicación.

Las tomas de Steinbekk muestran al volcán arrojando lava roja, así como un resplandor rojo iluminando el cielo. Sin duda, tuvo que realizar excelentes maniobras con su dron para lograr estas capturas, sin poner en peligro el aparato.

Aquí tenemos otras capturas de la erupción de volcán Fagradalsfjall:

“Un agradecimiento a los científicos que instalaron la cámara web en vivo y luego se detuvieron para tomarse una selfie en el volcán”, dice @BeckePhysics.

Y si quieres ver el antes y el después de este fenómeno natural, no dejes de reproducir el siguiente clic.

Una vez más, la tecnología nos permite contemplar la fuerza de la naturaleza desde un ángulo distinto, ¿no crees?

Lea también:

Drones podrían ayudar a predecir las erupciones de los volcanes más inaccesibles