Medicamentos en cápsulas aplicando la administración selectiva para atacar a un virus.
Crédito: Dr_Microbe. Vía Getty Images.

La ciencia y la medicina evolucionan cada día para mejorar la calidad de sus tratamientos. Justo ahora, un nuevo gran paso se está dando con el desarrollo de alternativas para la administración selectiva de medicamentos a través de cápsulas.

La iniciativa, llevada a cabo por el Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MIPT, por sus siglas en inglés) y la Universidad Nacional de Investigación de Tecnologías de Moscú (ITMO, según sus siglas en inglés) se publicó recientemente en el Crystal Growth & Design.

Detrás de ella estuvieron los investigadores Nikita Orekhov, Nikolay Kondratyuk, Mikhail Logunov, Alexandra Timralieva, Vladimir Shilovskikh y Ekaterina V. Skorb. Fue gracias al esfuerzo conjunto de este grupo que ahora se abren las puertas para toda una nueva línea de investigación y desarrollo de potenciales medicamentos.

Cianurato de melamina: el futuro de la administración selectiva de medicamentos en cápsulas

Para poder desarrollar su propuesta de creación de cápsulas para la administración selectivas de medicamentos, los científicos recurrieron a los conocimientos que tenían sobre el cianurato de melamina. Básicamente, este compuesto –formado por melamina, cristales incoloros y ácido cianúrico– se destaca por tener una formación de moléculas similar a la del ADN.

Cristales de cianurato de melamina en luz polarizada.
Cristales de cianurato de melamina. Crédito: Nikita Orekhov et al.

Debido a estas semejanzas, se ha pensado en desarrollar procesos para dar forma a cristales que actúen como cápsulas desde las que administrar los medicamentos. Gracias a esto, al igual que se ha utilizado el CRISPR para trabajar con el ADN, se podrían usar los nuevos conocimientos para intervenir las estructuras de cianurato de melamina y ajustarlas a la necesidad del momento.

¿Cómo se convertirá el cianurato de melamina en nuestro aliado para la administración selectiva de medicamentos?

“(..) hemos tratado de averiguar qué tipos de interacciones intermoleculares son responsables de la formación del núcleo primario de cianurato de melamina en solución acuosa, el grupo de moléculas a nanoescala a partir del cual se formará posteriormente el cristal”, comentó Orekhov.

En otras palabras, el estudio que han realizado les ha permitido conocer los procesos primordiales de formación del compuesto. Como consecuencia, han identificado de qué forma se podría manipular para ajustar su propósito a las necesidades de un medicamento o tratamiento particular.

Como resultado de la investigación, los científicos del MIPT y de ITMO han detectado que uno de los principales mecanismos para “regular el proceso de formación y la aparición del cristal de cianurato de melamina” es “variar las proporciones de los componentes iniciales”, explicó Timralieva.

Los fármacos podrían empezar a tener un “objetivo” claro

Con la llegada de esta nueva posibilidad, la forma en la que se maneja la medicina en la actualidad podría cambiar por completo. Gracias a procesos como este, que permiten la administración selectiva de medicamentos a través de cápsulas, los tratamientos podrían ser mucho más efectivos –ya que irían dirigidos exactamente al área o tejido del organismo que los requiere–.

Debido a esto, los fármacos ya no serían un componente que se diluye en todo el organismo y que llega disminuido a la zona afectada. Con este cambio, el total de la dosis podría estar directamente dirigida al área problemática. Como consecuencia, aumentarían las posibilidades de éxito a la hora de combatir cualquier patógeno.

Referencia:

Insights into the Early Stages of Melamine Cyanurate Nucleation from Aqueous Solution: https://doi.org/10.1021/acs.cgd.0c01285

Lea también:

CRISPR-Cas9: ¿qué son y cómo funcionan las “tijeras genéticas”?