Artistas de grabación y actores de televisión se imponen ante un fuerte cambio que pretende establecer un nuevo proyector ley en California. Este fue presentado hoy y podría ocasionar una clara oposición por parte de algunos estudios y sellos discográficos.

El proyecto de ley AB 1385 fue creado por Lorena González de San Diego, quien también es la creadora de la ley AB 5 –que insta a las empresas de la economía colaborativa a considerar a sus trabajadores independientes como empleados, y a darles las ventajas sociales derivadas–.

Ley AB 1385

La idea de González se presentó el día de hoy en la Legislatura y se centra en evitar que los sellos o estudios retengan a los artistas con contratos que duren más de siete años. Más bien, este nuevo proyecto de ley, en vez de eliminar “la regla de los siete años”, busca reducirla a un año de contrato.

Pero, ¿qué quiere decir esto? En términos de televisión y streaming, en una era donde las temporadas de televisión son cada vez más cortas, significaría que los estudios estarán forzados a decidir, en menos de un año, si quieren renovar su programa y a grabar antes de que el contrato de sus actores supere el límite.

Lo “normal” es que los actores tengo un espacio de dos años de excepción en el contrato, para darle espacio a los estudios y compañías de decidir si las producciones tendrán nuevos episodios, o no. La ley AB 1385 limitaría esas opciones a un solo año.

Sin duda, es una de las leyes más ambiciosas que tienen efecto directo en el funcionamiento de la industria del entretenimiento, sobre todo en esta versión “post pandemia”.

Por su parte, González afirma que esta ley busca beneficiar a los trabajadores de la industria, no a las empresas que “aún se benefician de leyes obsoletas que les permiten ejercer un control abrumador sobre los artistas”.

“Ningún trabajador debería estar sujeto a un contrato irrazonable que le impida tomar decisiones sobre su propio sustento. Es hora de que cambiemos la ley para reflejar una nueva realidad para los creadores”, agregó.

Aunque muchos están oponiéndose al proyecto de ley, este está aprobado y respaldado por la SAG-AFTRA, que por su parte también ha estado presionando para limitar los periodos de opción entre las negociaciones de contratos.