Mujer caucásica con una botella con agua en su mano izquierda y secándose con una toalla en la mano derecha luego de hacer ejercicio intenso al aire libre.

Los humanos tienden a pensar que mientras más, mejor, pero ciertas experiencias de la vida y estudios minuciosos sugieren que esto no necesariamente sea así. Como ejemplo, hábitos tan saludables como el ejercicio físico que, hecho en exceso, puede perjudicar la función de las mitocondrias.

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature muestra evidencia ello. Los investigadores de la Escuela Sueca de Deporte y Ciencias de la Salud en Estocolmo descubrieron que el ejercicio en exceso daña las mitocondrias y, por consiguiente, reduce la capacidad para regular el azúcar en la sangre.

Ejercicio cada vez más vigoroso durante tres semanas

El estudio consistió en una serie de experimentos deportivos de alta intensidad. El equipo reunió 11 voluntarios a los que pidieron hacer ejercicio cada vez más extenuante durante tres semanas seguidas.

Como es de esperar, los participantes mostraron una mejoría significativa después de la transición del entrenamiento ligero a moderado; sin embargo, dicho progreso se estancó al pasar a un régimen más intenso.

Las mitocondrias reducen su función metabólica cuando hay ejercicio en exceso

Hombre sin camisa haciendo flexión de codos sobre el suelo.

Interesados por comprender este fenómeno, los investigadores realizaron biopsias musculares semanales para observar el funcionamiento celular durante cada período. Fue así como descubrieron que el estancamiento parecía deberse a que las mitocondrias, centrales energéticas de las células, dejaron de cumplir dicho objetivo.

La capacidad de producción de energía de las mitocondrias aumentó al principio a medida que aumentó también la intensidad del ejercicio; no obstante, disminuyó drásticamente cuando el ejercicio de volvió demasiado vigoroso, al punto de alterar la capacidad de metabolizar la glucosa, lo cual se observó luego de darles un vaso de agua azucarada a los participantes.

Atletas profesionales tienen períodos más largos de niveles altos y bajos de azúcar

Otra parte del estudio también arrojó evidencia que sugiere que las mitocondrias limitan su funcionamiento con el ejercicio en exceso. Al comparar un grupo separado de 15 atletas de resistencia de categoría profesional con 12 individuos no atletas, encontraron similitudes en sus niveles de azúcar.

Siendo más específicos, los niveles promedio de azúcar en la sangre de los sujetos de cada grupo fueron casi idénticos durante 24 horas. Pero, a pesar de ello, los atletas profesionales experimentaron períodos más largos tanto de niveles altos como de niveles bajos de azúcar en la sangre en comparación con los no atletas.

De modo que, aunque hacer ejercicio es uno de los hábitos más saludables que podemos mantener, tampoco es bueno llevarlo a excesos si queremos favorecer la actividad de nuestras mitocondrias.

El trabajo metabólico del cuerpo humano sigue siendo difícil de comprender, pero detalles como este, sin lugar a dudas, puede ayudarnos en ello. Y más importante aún, pueden ayudarnos a trabajar de forma más eficiente para mantener un peso saludable y una buena salud en general, sin caer en extremos.

Referencia:

Can people get too much exercise? Mitochondria hint that the answer is yes. https://www.nature.com/articles/d41586-021-00703-x