Torre de telefonía celular
Via: Pixabay

De acuerdo a un informe de inteligencia del Departamento de Policía de Nueva York, grupos extremistas han unido fuerzas para atacar torres de telefonía celular. Todo ello con el propósito de “incitar al miedo, interrumpir los servicios esenciales y causar daños económicos” tanto a Estados Unidos como a la comunidad internacional.

De igual modo, el informe señala que a estos grupos extremistas se han unido supremacistas blancos de extrema derecha y teóricos de la conspiración, los cuales no solo han atacado antenas de telefonía celular, sino “otras infraestructuras críticas”. De hecho, la policía ha registrado un número mayor de casos semanas después de las pasadas elecciones presidenciales de EE.UU.

Los ataques se deben al “actual ambiente político” de Estados Unidos

Captura de pantalla del informe policial sobre ataques a torres de telefonía
Via: The Intercep

Como ya se dijo, la mayoría de los ataques se han registrado después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2020. Considerando este hecho, las autoridades policiales sugieren que la causa se debe al “actual ambiente político nacional contencioso”, es decir, que la polémica tras los resultados electorales es uno de los principales motivos.

“En un caso, dice, el 14 de diciembre de 2020, un individuo o individuos irrumpieron en una estación terrestre de una torre de telefonía celular en Fairview, Virginia Occidental, cortando el cable de alimentación principal de la torre y quitando las baterías del generador principal y de respaldo. La torre había proporcionado cobertura inalámbrica en Virginia Occidental, Pensilvania y Maryland, y los daños ascendieron a más de $ 28.000”, según el informe obtenido por The Intercept.

Otro caso se registró en Tennessee el 19 de diciembre del año pasado. En este, un hombre se coló en una torre celular y cortó los cables de fibra óptica del lugar, dañando así varios aparatos de telecomunicaciones.

Incluso, en Europa también se registraron casos similares. Con la salvedad  de que las torres 5G debilitaban el sistema inmune de las personas, causando que adquieran y propagaran el COVID-19 entre sus habitantes.

Por el momento, la policía de New York no ha dado declaraciones sobre este documento emitido el 20 de enero de este año. Después de todo, ha sido marcado como “sensible al cumplimiento de la ley”.

Lea también:

¿Es peligrosa la tecnología 5G para nuestra salud?