Bandera de la comunidad LGBTQ
Vía: Pixabay

Si bien es cierto que la homosexualidad ha sido aceptada en algunos países, en otros es considerada un delito. Incluso puede llegar a ocasionar cadena perpetua y hasta la muerte de estas personas. Sin embargo, el punto acá es que varios estados de EE.UU. se han aliado para impulsar una nueva ley anti LGBTQ (Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales, Transgénero y Queer).

Entre estos estados se encuentran Montana, Texas, Missouri, Mississippi… y Alabama. Regiones que planean llevar un proyecto en contra no solo de la comunidad LGBTQ, sino de sus familiares. De hecho, esta se enfoca en los trabajadores de estas organizaciones.

Ley discriminatoria también afecta a las empresas

Ante esta situación, las compañías tecnológicas se están oponiendo, puesto que muchos de sus empleados podrían verse perjudicadas. En consecuencia, las empresas también resultarían afectadas, ya que su recurso humano es talentoso, brillante y prescindir de él no es una opción.

Persona usando una portátil

Incluso, en la carrera por conseguir más personal capacitado, estas empresas pueden toparse “con una barrera”. De aprobarse esta ley, ¿qué sucedería con las personas perteneciente a la comunidad LGBTQ? Sin duda las privarían de exponer su talento, mientras que las empresa prescinden de una futura pieza clave. Simplemente porque hay una ley que se lo prohíbe, ¿es justo?

Empleados de tecnología solicitan un trato justo para ellos y sus familiares

Manos con colores alusivos a la comunidad LGBTQ

De hecho, los empleados de tecnología que podrían resultar afectados, solicitan un trato justo y que sus derechos no sean vulnerados, ni mucho menos los de sus familiares. Es por ello que, las compañías tecnológicas deben estar alerta, seguir oponiéndose a este tipo de leyes y proteger a sus trabajadores, ¿no crees?

Para muestra, tenemos el caso de Indiana. En esta localidad se aprobó una ley anti LGBTQ que provocó la congelación de 40 millones de dólares de Angie’s List. Incluso 1.000 empleados resultaron afectados con la medida.

A nuestro parecer, no somos quienes para juzgar a ninguna persona por su inclinación sexual, siempre que esta no dañe ni afecte negativamente a sus semejantes. En realidad, si su talento contribuye a impulsar la economía de nuestra región, ¿por qué discriminarlos?

Lea también:

LGBTQ+ en tech: Estas son las 10 personalidades más influyentes