Reencuentro entre el elefante y su veterinario.
Crédito: Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia.

La web está llena de historias esperando por que las encontremos. En este caso, una de las que se ha llevado los reflectores este martes ha sido la del conmovedor reencuentro entre un elefante y el veterinario que le salvó la vida.

Con más de una década separando su primer encuentro, tanto el elefante, llamada Plai Thang, como el veterinario se reconocieron. Por lo que, por un breve momento, se detuvieron para saludarse en el medio de la selva tailandesa.

La noticia y fotografías que han acompañado a este evento único llegaron al mundo a través de una publicación en Facebook del Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia.

“Recientemente, nos volvimos a encontrar. Nos recordamos y nos saludamos. Fue un momento muy especial. Espero que esto anime a todos a apreciar el trabajo que la gente hace con los elefantes”, comentó el veterinario en la publicación.

El momento del conmovedor reencuentro entre el elefante y su veterinario

El reencuentro con el elefante se dio cuando el veterinario hacía una ronda de vigilancia en un bosque de Rayong, en el este de Tailandia. Según comentó al diario británico, Daily Mail, el médico reconoció a Plai Thang al escucharlo.

“Recuerdo el sonido con mucha claridad. El ruido de Plai Thang es muy singular. Él era muy agresivo cuando nos conocimos. Su cuerpo estaba débil y no podía luchar contra otros elefantes. Le tomó mucho tiempo sanar, pero nos enteramos de que era muy inteligente y se cuidaba a sí mismo”, explicó.

Según parece, Plai Thang también debió reconocer al veterinario ya que, luego de que este hiciera una primera seña de acercamiento, el elefante la respondió con una propia. De allí nació la imagen que ahora recorre el mundo entre estos dos viejos conocidos uniendo trompa y mano como un saludo –y también como una señal de reconocimiento–.

Reencuentro entre el elefante y su veterinario.
Crédito: Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia.

La historia de Plai Thang

En el 2009, el elefante era víctima de una enfermedad potencialmente mortal conocida como tripanosomiasis. Básicamente, esta es una condición también conocida como el “mal de las caderas” y ocasiona problemas como fiebre, pérdida del apetito e hinchazón en la cara, cuello y estómago.

Para cuando encontraron a Plai Thang, el elefante estaría casi al borde de la muerte, víctima de un parásito del género Trypanosoma. Afortunadamente, luego de unos meses de cuidados intensivos, el animal estuvo lo suficientemente recuperado como para ser puesto de nuevo en libertad.

Después de esa oportunidad, el elefante y su veterinario no se volverían a ver hasta este breve pero conmovedor reencuentro.

Lea también:

¿Las personas pueden tener más grasa corporal que los elefantes? La ciencia dice que sí