Cabello suelto con las puntas partidas.
Vía iStockPhoto.

El cuidado de nuestro cuero cabelludo puede ser tan detallado o simple como queramos. Después de todo, todos podemos elegir la cantidad de tiempo o esfuerzo que queramos dedicarle. Sin embargo, existen algunos pequeños detalles, como las puntas abiertas, que debemos tener siempre a raya para al menos lucir un cabello sano.

A pesar de que en general las conocemos –ya sea por experiencia propia o por escuchar la de alguien más– es poco lo que sabemos sobre ellas. Cuando mucho, podemos decir que aparecen cuando el cabello está muy reseco y le dan a cualquier cabellera una apariencia rígida y seca.

¿Qué son exactamente las puntas abiertas?

Ahora, hace falta el conocimiento de un profesional para poder abordar adecuadamente lo que son las puntas abiertas en el cabello y qué hacer con ellas. Pensando en esto, el portal Dollar Shave Club entró en contacto con la peluquera Linda Mariano.

Ella es dueña del salón Saving Grace en Ventura Boulevard y se ha convertido en una experta del cuidado y coloración del cabello. Según su explicación, las puntas partidas son básicamente “las puntas deshilachadas de una cuerda”.

En general, la aparición de las puntas partidas se da cuando el cabello se debilita. Como consecuencia, comienza a deshilacharse, y es allí donde toma la apariencia de la mencionada cuerda.

Esto pasa a una escala milimétrica. Por este motivo, si tenemos una o dos probablemente no las notemos. Sin embargo, si esto se extiende y más hebras de cabello se debilitan, entonces la sumatoria de todas hará que el problema sea notorio a simple vista.

¿Qué causa las puntas partidas en el cabello?

Primero que nada, Mariano aclara que las puntas abiertas siempre serán una ocurrencia normal en el cabello. Esto debido a que, a medida que este crece, pasa por un proceso de desgaste natural que las va debilitando poco a poco –lo que promueve que se rompan o que se creen nudos–.

Cola de caballo con las puntas partidas.
Vía Stocksy.

Entre algunos de los elementos que favorecen este desgaste natural estarían el clima y el nivel de contaminación en el ambiente. Sumado a esto, el paso del tiempo entre cortes también influye, ya que, mientras más largo sea el cabello, más propenso será a partirse. De allí que las personas con pelo corto casi nunca tengan que preocuparse por este problema.

Cabe destacar acá que, según el tipo de cabello que se tenga (fino o grueso, seco o grasoso) entonces cambiará la resistencia de la cabellera a estos elementos. O, como dice Mariano:

“Las diferentes texturas del cabello se dividen a diferentes velocidades: el cabello fino es más propenso que el cabello grueso a romperse y dividirse”.

Asimismo, existen otros elementos no naturales que desgasta más rápido el cabello. Como algunos ejemplo tenemos los tratamientos químicos o térmicos –tintes, alisados, etc.– que ayudarán a quitarle vida a las hebras de cabello.

¿Cómo se puede evitar esto?

En general, si las puntas abiertas ya han aparecido en el cabello, se pueden aplicar tratamientos humectantes y selladores para “cerrarlas”. Sin embargo, estas solo son soluciones temporales.

Por esto, la mejor forma de atacar las puntas abiertas cuando aparecen es cortar la zona afectada para evitar que se siga partiendo. “Cortar o ‘quitar el polvo’ de las puntas es la única opción, y su cabello debe cortarse cada seis a ocho semanas para evitar daños mayores”, continúa Mariano.

Ahora, luego de que se hayan eliminado, sí se pueden tomar cuidados especiales, como humectar el cabello –y especialmente las puntas– con acondicionadores, cremas y aceites especiales. De esta forma, se fortalece el cabello y se puede postergar la aparición de las puntas abiertas.

Sumado a esto, también se puede proteger a la cabellera de los efectos de químicos dañinos y del clima, de forma que esta reciba menos daños en general. Gracias a esto, será más sana y menos propensa a tener puntas partidas.

Lea también:

¿A qué edad se detiene la caída del cabello?