Una mujer sin rostro
Vía: Pixabay

A medida que la tecnología avanza, surgen nuevos y disparatados casos relacionados con su uso. Un informe reciente señala que una mujer de Pensilvania ha usado deepfakes para perjudicar a compañeras de su hija ante amigos, compañeros y entrenadores del equipo de porristas.

Esta mujer llamada Raffaela Spone tiene 50 años de edad y reside en el condado de Bucks, Pensilvania. Al parecer, esta persona había tomado fotos y videos de las redes sociales de las adolescentes para manipularlas a su conveniencia.

Spone acosaba a las compañeras de su hija a través de mensajes de textos

Tal como comentamos anteriormente, Spone usó la tecnología deepfake para adulterar fotos y crear videos donde se visualizan a las supuestas compañeras de su hija, fumando, bebiendo e incluso desnudas. Esto con la firme intención de que fueran expulsadas del equipo de porristas.

Pero, esto no es todo. El informe también indica que la mujer había estado acosando a las chicas a través de “mensajes de texto instándolas a suicidarse”. Realmente, Spone llegó a los extremos. Ante esta situación, los padres de las victimas recurrieron a las autoridades competentes.

Por consiguiente, la policía procedió a rastrear el origen de los mensajes de texto. Dicho procedimiento dio con la IP y el número celular de Raffaela Spone. En consecuencia, la mujer fue arrestada, sin embargo, actualmente se encuentra bajo libertad condicional.

“No sé qué empujaría a Spone a este punto”

Tras las averiguaciones, George Ratel, padre de una de las niñas afectadas expresó molestia y desconcierto. “No sé qué empujaría [a Spone] a este punto… Como padre, estaba bastante molesto por eso. Es una imagen publicada de mi hija que simplemente no es cierta”, dijo.

Aunado a ello, indicó que días antes del acoso de Spone, él y su esposa le habían solicitado “a su hija que dejara de salir con la hija de Spone, citando preocupaciones sobre el comportamiento de la otra niña”.

Lo cierto acá es que algunos estados de EE.UU. están promulgando leyes en contra de esta tecnología y de todo lo que representa. Esto debido a que se usa para distribuir imágenes de personas sin su consentimiento que dañan su reputación, lo cual puede acarrear consecuencias negativas para la víctima.

Lea también:

Deepfakes podrán reconocerse por el brillo de la mirada