En estos momentos, China se ha enfrentado a la que se ha calificado como su peor tormenta de arena en toda una década. El cielo y todas las calles se han teñido de amarillo y hasta los contornos de los edificios se han desdibujado debido a las grandes cantidades de arena que transportan los fuertes vientos.

La nación china ya ha indicado a sus ciudadanos que se mantengan en sus casas en la medida de lo posible. Esta medida viene con especial hincapié para su capital Beijing, que ha sido la más afectada por la situación.

La tormenta de arena ha golpeado con fuerza el norte de China

Este lunes, la tormenta de arena que tuvo su inicio en el desierto de Gobi en Mongolia Interior ha llegado al norte de China, según indicó Reuters. Específicamente, la provincia de Hebei –donde se ubica Beijing– ha sido una de las más afectadas.

Desde su inicio de este lunes, anunciado por la Administración Meteorológica de China la “neblina amarilla” ha sido una constante en las calles de la capital; tal como podemos ver en las siguientes imágenes:

Los niveles de contaminación en el aire han subido peligrosamente

El cambio de color en el ambiente no fue la única complicación que trajo la tormenta de arena que ataca China. Como una prueba de esto, podemos mencionar la preocupante clasificación dada a Beijing por el Índice en tiempo real de la Calidad del Aire.

Para esta oportunidad, le dio al aire de la capital una calificación de 999, lo que se considera “peligroso”. En comparación, otras ciudades como Manhattan tuvieron un nivel de amenaza “moderado” con 51 puntos. Mientras que la calidad del aire de otras capitales como Tokio y Londres se clasificó como “buena” por sus respectivos 42 y 30 puntos.

Personas en bicicletas y motos en medio de la tormenta de arena.
Crédito: Costfoto/Barcroft Media. Vía Getty Images.

Según otros reportes, como el dado por The Guardian, los niveles de contaminantes en el aire superaban los 600 microgramos. Con esta medida, se supera con creces el límite de seguridad impuesto por la Organización Mundial de la Salud que clasifica como “seguros” solo niveles por debajo de los 25 microgramos.

China ha tomado medidas para hacer frente a la tormenta de arena

Además de la recomendación de permanecer en casa, China también ha tomado otras medidas ante la tormenta de arena. Por ejemplo, la fuerza y densidad de esta es tal que los vuelos tanto hacia Beijing como fuera de la capital se han cancelado. La mayor parte de las cancelaciones se dieron durante el mediodía de este lunes y no se levantarán hasta que la tormenta cese.

Esta es la peor tormenta de arena que ha vivido China en la última década

Mujer caminando en medio de la tormenta de arena.
Crédito: Mark Schiefelbein/AP.

En general, no es poco común que la ciudad de Beijing tenga que enfrentar una tormenta de arena dentro de esta época del año. Pero, la intensidad de esta ha hecho que la Administración Meteorológica de China haya tenido que declararla la peor en su tipo al menos en los últimos 10 años.

Según parece, problemas como la sostenida deforestación de áreas cercanas a la capital contribuyeron para agravar las condiciones de la tormenta. Para hacer frente a esto, China ha hecho intentos de replantar árboles y acabar con las áreas arenosas y erosionadas. Sin embargo, el daño es tal que aún no ha sido posible repararlo por completo. Lo que ha dado como resultado la impresionante tormenta que ahora ataca la capital de la nación.

Lea también:

La nube gigante de arena del Sahara ha llegado a Estados Unidos

Escribir un comentario