De pequeños los niños experimentan muchas sensaciones. Durante esa etapa, los padres reviven su infancia e intentan educar a sus hijos de la mejor manera posible. Sin embargo, ¿qué sucede cuando tienen una rabieta y no hallan manera de controlarlos? Ante esta situación, pocos saben cómo responder. Al final, muchos optan por proporcionarle un dispositivo electrónico para que se calmen. Pero, ¿realmente esta es una buena idea?

Un estudio reciente ha revelado que usar dispositivos electrónicos para calmar los berrinches de nuestros hijos puede afectar su comportamiento. Esto debido a que los niños podrían crear una especie de adicción a esta clase de aparatos cuando presente una crisis.

El estudio incluyó a 269 niños

Para llegar a estos resultados, los investigadores estudiaron el comportamiento de 269 niños con edades entre 2 y 3 años, además de sus respectivos padres. “Los análisis revelaron que los niveles más altos de regulación de las emociones de los medios se asociaron con un uso de los medios más problemático y emociones más extremas cuando se eliminaron los medios en los niños pequeños”.

Niño usando una tablet

De igual forma, el informe también explica que el temperamento de los pequeños “estaba relacionado con los medios problemáticos y las emociones extremas”. Incluso, “estaba mediado por la regulación de las emociones de los medios”.

Padres con menor grado de educación recurren a los medios electrónicos para calmar a sus hijos

Por su parte, los padres debieron completar cuestionarios con preguntas alusivas a cómo usan esta clase de medios para ayudar a sus hijos a calmar sus emociones. Entre ellas, “¿Con qué frecuencia le da a su hijo un teléfono celular, tableta u otro dispositivo multimedia para ayudarlo a mantener la calma cuando está en público?, ¿Con que frecuencia hace que hijo vea TV/DVD en cualquier dispositivo multimedia antes de acostarse?”

Los resultados determinaron que los padres con menor grado de educación, tienden a usar los medios electrónicos como estrategia para “regular las emociones de sus hijos”. Incluso, pueden sentirse menos preocupados por esta situación, porque para ellos es algo normal.

Bicicleta en el suelo

En conclusión, debemos evitar recurrir a aparatos electrónicos como una forma de calmar las rabietas de los niños. Tal cómo explica el informe, esta práctica puede afectar desde su comportamiento, alejarlos de otras actividades y hasta crear dependencias.

Lea también:

Un programa de entrenamiento de sueño puede ayudar a los niños a dormir

Escribir un comentario