Hace miles de años, la primera computadora creada por la humanidad y la historia detrás de ella se hundieron hace miles de años en el océano. Después de centurias sumergido, a inicios del siglo pasado, un grupo de buzos la descubrió como parte de un tesoro oculto en un antiguo barco griego hundido.

Desde su descubrimiento, no han sido pocas las investigaciones sobre esta obra de ingeniería analógica. Sin embargo, el recientemente publicado en la revista Scientific Reports es uno de los mayores esfuerzos que se han hecho para comprender realmente su funcionamiento.

Detrás de él estuvo el equipo de científicos conformado por Tony Freeth, David Higgon, Aris Dacanalis, Lindsay MacDonald, Myrto Georgakopoulou y Adam Wojcik. Este último estuvo a la cabeza de la investigación promocionada por el University College de Londres (UCL).

Anticitera, una calculadora astronómica adelantada para su tiempo

Primera computadora en su estado de deterioro original luego de ser sacada del océano.
Crédito: X-Tek Group/AFP.

Según nos revela lo poco que conocemos de su historia, la primera computadora se debió haber hundido hace más de 2 mil millones de años, durante una tormenta en el siglo I a.C. El barco hundido se descubrió cerca de la isla griega de Anticitera, cuyo nombre también adoptó la calculadora astronómica analógica.

Los investigadores comentan que el bote se encontraba entre Creta y el sur del Peloponeso. Por lo que, se supone que el barco podría haberse estado moviendo con rumbo a Roma, siguiendo la ruta de Asia menor.

En un principio, el dispositivo estaba tan dañado por el agua que resultó complicado notar su funcionalidad. Sin embargo, después de detalladas limpiezas y estudios, las diferentes generaciones de investigadores que lo han estudiado notaron poco a poco lo valiosa que resultaba esta pieza de ingeniería mecánica analógica y antigua. Con ella, según parece, se podía medir el movimiento de al menos 5 de los planetas de nuestro sistema solar.

La historia y funcionamiento de la “primera computadora” han sido grandes misterios

Hasta ahora, poco se sabe del propósito del equipo o por qué esta primera computadora de nuestra historia viajaba a Roma. De hecho, toda la información que se tiene es que formaba parte de la carga de un barco mercante. Por ende, pudo haber sido otro producto más destinado para su venta.

Pero, cabe destacar que entonces este debió ser tratado como un artículo único o por lo menos raro. En décadas de investigación, no se ha encontrado otra máquina como Anticitera. De allí que podamos imaginar que no era un elemento muy común.

Reconstruyendo la “primera computadora” de la historia

Representación de la totalidad de la estructura de la computadora.
Crédito: UCL.

En la actualidad, los investigadores de la UCL, tratando de develar un poco más del funcionamiento de la primera computadora de la historia, han propuesto una nueva posibilidad para su reconstrucción total. Como base, han tomado los postulados del investigador Michael Wright junto a los antiguos métodos de un filósofo griego conocido como Parménides.

Con este par de perspectivas, los autores se dedicaron a intentar armar este rompecabezas tridimensional. Uno al que, además, le faltan por lo menos dos tercios de las piezas totales.

Una vez sus simulaciones estuvieron listas, Wojcik y su equipo realmente pudieron promover una imagen completa de la calculadora Anticitera y de su posible funcionalidad. Todo organizado dentro de un espacio que no supera los 25 mm de profundidad.

Las preguntas alrededor de Anticitera están lejos de acabar

Con esta investigación, se ha planteado una posible forma en la que la primera computadora de nuestra historia pudo haber funcionado. Según los investigadores, con ella se podrían haber intentado seguir el movimiento de la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno en anillos concéntricos. Incluso se seguía la trayectoria del Sol –ya que se asumió a la Tierra como en eje del sistema–.

Además de esto, el dispositivo cuenta con la “Mano de dragón” que es básicamente una manecilla de doble punta que parece diseñada para indicar la ocurrencia de eclipses. Con esto, se puede ver un despliegue de claros conocimientos avanzados en ingeniería durante la época de los antiguos griegos.

Componentes y engranajes de la computadoa antigua.
Crédito: UCL.

Debido a esto, los investigadores no pueden evitar preguntarse qué hacían los griegos con un conocimiento como el que podían obtener para estos dispositivos. Asimismo, también surgen dudas como: si esta civilización antigua podía hacer estas complejas calculadoras astronómicas, ¿por qué no creó también relojes analógicos con las mismas técnicas?

Por ahora, esta parte de la historia de la primera computadora, así como el propósito que los griegos pudieron haber tenido para ella se mantienen como un misterio. Pero, puede que en un futuro, si realmente se puede determinar el funcionamiento original del equipo, podamos tener al fin una idea más clara de por qué esta computadora existió hace miles de años y para qué la utilizaron.

Referencia:

A Model of the Cosmos in the ancient Greek Antikythera Mechanism: https://doi.org/10.1038/s41598-021-84310-w

Lea también:

Encuentran en el fondo del mar la famosa máquina nazi ‘Enigma’

Escribir un comentario