Víctor Smith, un hombre de 91 años, recibió a finales de febrero una dosis doble de la vacuna contra el coronavirus. Debido a esta situación, el paciente entró en shock debido a una sobredosis en su organismo.

La situación se trató de un accidente en el que, por la confusión entre registros de pacientes, Víctor terminó por recibir dos vacunas con tan solo 4 horas de diferencia entre cada una. Toda la situación se produjo el 25 de febrero de este año, pero solo se supo de la situación gracias a la cobertura del medio de comunicación local WLWT, de Ohio.

¿Cómo inició todo?

Con la segunda dosis del día, el hombre de 91 años completó un total de tres inyecciones de la vacuna contra el COVID-19. La primera de estas se le administró el 22 de enero de este mismo año.

Luego de recibir la inyección, Víctor manifestó sentir una gran fatiga –lo que se encuentra dentro de los posibles efectos secundarios de la vacuna–. Poco después sufrió una caída que lo llevó primero al hospital y luego al Centro de Rehabilitación Jamestowne en Hamilton, Ohio.

El 25 de febrero, Víctor debía recibir su segunda dosis de la vacuna, así que desde el centro lo trasladaron al establecimiento en el que recibió la inyección. Poco después de eso, regresó al centro de rehabilitación, donde se produjo la confusión de los registros.

“Tenían al Víctor equivocado”

Víctor Smith, de 91 años, en cama de hospital luedo de recibir una doble dosis de la vacuna contra el COVID-19.
Víctor Smith. Crédito: WLWT.

Según parece, ese mismo día se había pautado una jornada de vacunación en el centro de rehabilitación. Estas son llevadas a cabo por el equipo de bomberos del área. De allí que fuera uno de estos servidores públicos el que fuera al centro de salud buscando a una lista de pacientes, entre ellos un “Víctor”.

Según lo que relata Dawn Smith Theodore, hija del hombre que quedó en shock debido a la doble dosis de la vacuna, la situación pudo darse cuando el bombero llegó y “dijo que tenían una inyección para Víctor, y la enfermera dijo ‘¿Víctor Smith?’ y él dijo ‘Sí’”; según le contó a WLWT.

Dawn aclaró que, para ese momento, tenían al Víctor equivocado. Algo que el propio paciente intentó hacer saber cuando afirmó “recibí dos vacunas”, según relata Dawn. Sin embargo, igual se le colocó la tercera inyección, que rápidamente se convirtió en una sobredosis y lo llevó a un estado de shock.

El hombre recibió una doble dosis de la vacuna y quedó en shock, pero se está recuperando

Dawn contó a WLWT que los doctores ya básicamente le habían dicho que su padre “no iba a lograrlo”. Afortunadamente, la condición de Víctor no empeoró, sino que comenzó a estabilizarse con el tiempo.

Por ahora, no hay muchos más detalles sobre su condición, pero al menos se sabe que el hombre, a pesar de la doble dosis de la vacuna, a sus 91 años ha podido superar el shock e iniciar su recuperación.

Lea también:

Retrasar segunda dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca podría hacerla más efectiva

Escribir un comentario