Mujer amamantando bebé en segundo plano, en primer plano y enfocados, dos biberones a medio llenar con leche materna.
Crédito: Aliseenko/iStock.

La época de lactancia es un periodo vital en el desarrollo de los bebés. Durante este tiempo, los pequeños reciben los nutrientes y elementos que necesitarán para desarrollar un organismo sano en el futuro. De allí que el uso de drogas como la marihuana, y la aparición de este compuesto en la leche materna sea una preocupación para los médicos y científicos.

Por un lado, la leche materna puede ser de gran utilidad para prevenir problemas como la sepsis en bebés o para fortalecer su sistema cardiovascular a futuro. Sin embargo, también se convierte en una vía directa de acceso al organismo del bebé para compuestos potencialmente dañinos.

En este caso, los investigadores Erica M. Wymore, Claire Palmer, George S. Wang, Torri D. Metz, David W. A. Bourne, Cristina Sempio y Maya Bunik se enfocaron en la posible presencia del tetrahidrocannabinol (THC) en la leche. Los resultados de su investigación se publicaron en JAMA Pediatrics y refuerzan las preocupaciones ya existentes sobre este tema.

Un vacío de conocimiento que debía abordarse

La investigación que se ha realizado alrededor del THC de la marihuana y su aparición en la leche materna es la primera que se ha realizado en casi cuatro décadas. La última vez que se investigó este fenómeno directamente fue en 1982 en un estudio publicado en el New England Journal of Medicine.

Para cambiar esto, el reciente estudio se puso manos a la obra y reclutó voluntarias dispuestas a participar en la investigación. Con la finalidad de tener un criterio base, se tomó en cuenta mujeres que dieran a luz entre el 1 de noviembre de 2016 y el 30 de junio de 2019.

El THC permanece en la leche materna durante semanas

Para ser elegible, cada mujer debía tener más de 18 años y antecedentes de consumo de marihuana durante el embarazo. Sumado a esto, debía haber manifestado la intención de amamantar a su bebé y mostrarse dispuesta a suspender el consumo de marihuana durante seis semanas. Por último, debían proporcionar a los investigadores muestras de leche, orina y sangre dentro del mismo periodo de tiempo.

Después de todo esto, se evaluaron 394 mujeres, pero solo 25 se inscribieron para la investigación. Finalmente, solo 7 cumplieron con la restricción de consumo de marihuana. Por lo que solo sus resultados se tomaron en cuenta para la investigación.

Para el fin de las seis semanas, los niveles del THC de la marihuana en la leche materna no habían disminuido por completo. Por ende, este compuesto se seguía transmitiendo a los bebés.

Como consecuencia, el estudio mostró que luego de un mes y medio de detenido el consumo, los compuestos siguen presentes en el organismo de las madres. Pero, no comprobó que luego de este tiempo desaparezcan por completo. Por lo que el tiempo total que permanecen en la leche materna aún no se ha definido.

Las recomendaciones de uso se refuerzan

Por estas respuestas, los consejos de organizaciones como la Academia Estadounidense de Pediatría, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, o la Academia de Medicina de la Lactancia Materna se refuerzan. Cada una de estas entidades ha desaconsejado el consumo de marihuana tanto durante el embarazo como en la lactancia.

Ahora que existen pruebas claras de que el THC de la marihuana sí permanece en la leche materna, la recomendación se hace mucho más insistente. El estudio actual no midió qué tanto esta situación podía afectar a los bebés. Por ello, esta sigue siendo una interrogante que causa preocupaciones de salud en los científicos.

Entonces, debido a la falta de conocimiento que aún hay sobre el tema, lo que más se aconseja es que las madres y mujeres embarazadas se mantengan distanciadas de la marihuana durante estas etapas cruciales en el desarrollo de sus hijos.

Referencia:

Persistence of Δ-9-Tetrahydrocannabinol in Human Breast Milk: doi:10.1001/jamapediatrics.2020.6098

Lea también:

El THC podría utilizarse como tratamiento para el COVID-19