La discriminación es un mal que ha seguido a nuestra sociedad durante toda su evolución. Incluso, ahora, debemos luchar con su aparición no solo en el mundo real, sino también en nuestro nuevo entorno digital. La batalla contra esta situación será larga y, por esto, es importante que sepamos identificar y combatir los sesgos de género cuando estos se presentan en las plataformas online.

Los sesgos de género online se encuentran en todas partes

Podemos ver ejemplos de esto en páginas como Wikipedia, donde por años se ha identificado un claro sesgo de género. Debido a este, la representación de biografías femeninas en la plataforma sigue siendo de apenas un 18%.

Por su parte, otras redes sociales como Instagram, Facebook, Clubhouse y afines pueden mostrar particulares sesgos contra las mujeres de color. Tal como lo denuncia la Soraya Chemaly, directora de la organización sin fines de lucro The Representation Project.

Sumado a esto, la experta también ha citado otro tipo de sesgo al mencionar la forma en la que muchas veces se reflejan sus declaraciones en internet. Se las toma como afirmaciones sin base y no se reconoce ni la experiencia ni la autoridad que Chemaly ha acumulado. Debido a ello, sus postulados terminan por ser ignorados y, en el camino, también se le quita la oportunidad a otras mujeres de verse identificadas o inspiradas por una figura femenina que lucha por hacer la diferencia.

¿Cómo combatir los sesgos de género que se encuentran online?

Como lo hemos visto, los sesgos de género pueden venir en muchas presentaciones. Es claro que, como lo ha mencionado Chemaly, este también puede afectar, por ejemplo, a los hombres que no entran dentro de los cánones de “masculinidad”. Sin embargo, en general, las que se han visto más afectadas por esta situación han sido las mujeres.

De allí que los ejemplos más notorios las tengan a ellas como protagonistas. Ahora, si queremos hacer un verdadero cambio para que esta situación deje de darse y se elimine el sesgo de género en las plataformas online, todos debemos poner nuestro grano de arena. Por esto, acá te compartimos algunos consejos para que sepas cómo combatir este tipo de situaciones.

Si es un conocido, amigo o ser querido, fomenta el diálogo

En caso de que llegues a ver una publicación online de alguien cercano a ti y sientas que promueve los sesgos de género, la mejor forma de combatir la situación es promoviendo el diálogo. Christian Nunes, presidenta de la Organización Nacional de Mujeres (NOW, por sus siglas en inglés) sin fines de lucro, recomienda por evitar los señalamientos y recriminaciones instantáneas.

Con esto, se refiere a que, antes de llamar la atención del amigo o familiar directamente en las redes, podrían intentar hablar con ellos primero. Llamarlos o escribirles pueden ser buenas opciones para conversar sobre el post y preguntar primero qué quisieron decir ellos con la publicación. En ocasiones, no es mala intención lo que lleva a ellas, sino mero desconocimiento.

De forma tranquila, se puede explicar por qué el post puede estar promoviendo las ideas erróneas y cómo eso nos afecta directamente, o cómo puede afectar a otros. De esta forma, la otra persona podría estar mucho más abierta a escuchar, remover el post y estar más atenta en el futuro para no seguir compartiendo ese tipo de contenidos.

Los métodos confrontacionales que ahora se ven tanto en internet no son efectivos porque terminan colocando a la persona en una posición defensiva. Como consecuencia, se cierra y está menos dispuesta a entender.

Reporta los post abusivos

Si la situación que notas va más allá de un posible mal entendido y directamente fomenta la violencia o el abuso, entonces es necesario reportar la situación. Como sabemos, las redes sociales nunca han sido las más efectivas a la hora de evitar o controlar la discriminación.

Por este motivo, si notamos un post que perpetúa los sesgos de género online, entonces la mejor opción para combatir el mensaje es reportarlo. Nunes advierte que, en ocasiones, los moderadores del sitio podrían hacer caso omiso de la denuncia. Esa no sería la primera vez, y lastimosamente tampoco la última.

Sin embargo, si se denuncia sostenidamente este tipo de mensajes y comportamientos, mayores serán las posibilidades de que sean removidos. Ahora, esto no implica dedicar toda nuestra energía a esta tarea, ya que puede llegar a ser frustrante muchas veces. Si sientes que tus emociones se salen de control, Nunes recomienda separarte de las redes hasta que vuelvas a estabilizarte.

Para los “aliados”: cuida la forma en la que apoyas la causa

Incluso si una persona no forma directamente parte de una minoría o de un grupo oprimido, igual puede mostrar el deseo de apoyar a una causa. En estos casos, lo más recomendable es que cada individuo mire críticamente la forma en la que apoya dicho movimiento y cómo lo manifiesta.

Por ejemplo, si clama combatir los sesgos de género en las plataformas online, pero no denuncia post dañinos, ni comparte contenidos que creen conciencia sobre la situación, encones es apoyo parece ser, como dice el dicho “de la boca para afuera”.

Una persona que constantemente habla de su apoyo a causas varias como la igualdad de género y el fin de la discriminación racial, pero que no promociona a los activistas, organizaciones u eventos de estas áreas también podría ser otro ejemplo. En estos casos, la intención aparece verbalmente, pero las acciones no lo respaldan.

Ponga el foco en esos grupos y esas personas [que trabajan activamente por una causa]”, aconseja Nunes. De esta forma, realmente se podría ser un aliado que contribuye y apoya con la difusión de los mensajes de igualdad e inclusión que los que hablamos.

Lea también:

Expertos confirman existencia de sesgos en los algoritmos de reconocimiento facial

Escribir un comentario