En un mundo pandémico en el que las mascarillas son el nuevo negro, y las caretas de seguridad están de moda, por supuesto que nos detenemos a preguntarnos: ¿cómo la vieja normalidad se verá afectada, o influenciada, por el “new normal”?

Claro, es evidente que, a estas alturas, un año después de la cuarentena global, ya no suena apropiado llamarle nueva normalidad sino “normalidad”, pero, la verdad es que sigue aterrándonos la forma en la que muchas cosas han cambiado y seguirán cambiando.

Por ello, y porque estamos a un par de meses de que se cumplan dos años desde el estreno de la cinta más taquillera de la historia: ‘Avengers: Endgame’, nos atrevemos a hacernos la siguiente pregunta: en un mundo pandémico donde los cines están prácticamente todos cerrados, ¿cómo podremos medir el éxito de los largometrajes cinematográficos si las compañías estrenan todo por streaming?

Evidentemente, es más que obvio que no todas las compañías estrenarán toda su cartelera de producciones por medio de los servicios de transmisión, pero, el “sistema híbrido”, que consiste en un lanzamiento dual en cines y streaming, tampoco nos asegura un “box chart” o “una batida de récord”.

¿Qué tan confiables son los resultados del modelo streaming?

Para nadie es un secreto que plataformas como Netflix, y más recientemente, Disney Plus, han sido bastante explícitas al asegurar que la data de los resultados de sus producciones permanecerá siempre “oculta” para evitar que sus competidores puedan ponerle sus manos encima.

No obstante, esto nos deja con un gran sentimiento de inseguridad, y es que, ¿cómo confiar en que una cinta es realmente taquillera si los números no son verdaderamente públicos como los de una taquilla de cine?

Estamos seguros que no somos los únicos que a veces dudamos de los grandes resultados de las plataformas streaming, y, ojo, no porque no puedan ser buenos los números que ellos registran en papel, pero, ¿podrá una producción estrenada en formato de transmisión compararse con los números de grandes cintas como, por ejemplo, ‘Titanic’?

De acuerdo a un estudio más reciente, por ejemplo, Netflix solo considera como “visualización” a la acción de un usuario que dispuso al menos dos minutos de su tiempo a ver un episodio de una serie, cuando antes tenía que ser el tiempo equivalente al 70% de un capítulo.

Si sacamos las cuentas, con la ayuda de nuestras fuentes, eso equivaldría a 120 segundos de una película completa. Con más razón, y dándonos cuenta de que estas estrategias solo están enfocadas a crear números finales más abultados para intimidar a más competidores, volvemos a nuestra inseguridad por los supuestos resultados exitosos de las plataformas de transmisión.

Por supuesto, las producciones que se estrenan en formato streaming también merecen su mérito, y es que nadie está diciendo lo contrario. Pero, lo cierto de todo esto es que siempre ha existido un equilibrio entre los resultados digitales y los de la pantalla grande, ya que, cada segmento tiene su manera de reconocer el buen trabajo.

Sí, verdaderamente el streaming nos ha regalado grandes piezas como ‘Roma’ de Alfonso Cuarón, ‘The Irishman’ de Martin Scorsese, próximamente creemos que ‘Cherry’ de los hermanos Russo será una de las más duras a vencer, pero, tanto el primer título como el segundo tuvieron su carrera apropiada por la pantalla grande, permitiéndonos entender si de verdad tenían la oportunidad de romper algún récord de taquilla.

Con nuestra teoría de la poca confiabilidad que nos ofrecen los resultados únicamente del streaming, no queremos asegurar que el segmento está matando a sangre fría al séptimo arte, ni tampoco queremos estar de acuerdo con Martin Scorsese, quien asegura que el streaming está devaluando la calidad del cine. Solo queremos dejar bien claro que estamos viviendo momentos confusos, tanto que ni siquiera sabemos cómo podrían incluirse en los libros de historia.

Si bien algunos estudios han demostrado que, en efecto, el streaming no está matando al cine, seguimos dudando de que solo el mercado de la transmisión podrá respaldar grandes momentos como, por ejemplo, un ‘Avatar’ de James Cameron rompiendo el récord de taquilla cuando se estrenó en 2009.

Las cuatro nuevas películas de Avatar ya tienen fecha de estreno - AS.com

¿Habrá alguna oportunidad de superar a los grandes?

Aquí es donde nos pondremos técnicos, sobre todo para evaluar si es posible que, por ejemplo, ‘Soul’ –la exitosa cinta animada que solo se estrenó en Disney Plus que acaba de ganarse el Globo de Oro– supere los resultados “en taquilla” de, vamos a suponer, una ‘Raya and the Last Dragon’ –también de Disney pero que sí contará con un lanzamiento cines–.

En primer lugar, es evidente que ‘Soul’ no ha tenido una mala carrera desde que se estrenó en diciembre únicamente en streaming, pero, la verdad es que, como ya lo mencionamos previamente, las plataformas de transmisión funcionan como una gigante red social.

El secreto detrás de las visualizaciones

Pero, ¿a qué nos referimos con esto? Quienes sean amantes de las redes sociales entenderán que estas se rigen por una serie de indicadores, mejores conocidos como KPI’s, que son aquellas medidas que ayudan a entender si una publicación tuvo éxito, tiene la capacidad de ser viral o si van acorde con el objetivo de la cuenta que la posteó.

Si seguimos por nuestra clase de mercadeo digital, las fotografías que se publican en, ejemplo, Instagram tienen posibilidades de generar indicadores como alcance, likes, comentarios, compartidos y guardados. Sin embargo, los videos –aunque también pueden lograr todo lo anteriormente mencionado– suelen solo analizarse bajo su indicador primario: las visualizaciones.

¿Con esto hacia a dónde vamos? Cuando uno ve un video en redes sociales, dependiendo de la plataforma, solo toma al menos 3 segundos para que se contabilice una visualización.

¿Les suena conocido el método? Esto es prácticamente lo que sucede con una producción en streaming, donde solo hace falta un mínimo de atención para considerar que “alguien vio el contenido” pero eso no quiere decir que se haya visto completo.

Para ser más directos, cuando Netflix nos dice que “X” película contó con “N” cantidad de visualizaciones, en ningún momento podemos creernos que todas esas personas vieron la producción completa. En cambio, cuando uno va al cine, es prácticamente evidente que todos los que compraron su entrada vieron la cinta de su elección por completo.

Obvio, hay márgenes de error como, les ponemos el caso, si una persona compró la entrada y no llegó porque se le accidentó el carro, o, que una persona tenía su entrada para las 4:00 p.m. pero llegó cuarenta y cinco minutos más tarde, lo que evidentemente significa que no vio la cinta completa. Pero, de nuevo, estos son casos casi que, elegidos con pinza, no representan un común denominador.

¿Qué esperar para este 2021?

Entonces, si tomamos como punto de partida esta premisa de “visualización no significa ver el contenido completo”, ¿de verdad creemos que una cinta que se estrenó solo en streaming podrá superar los números logrados por títulos como ‘Jurassic World’?

Nuestra respuesta sería que no, pero, ¿por qué no? La razón de nuestra negativa no tiene nada que ver con que “odiemos” al streaming o que no seamos amantes de plataformas como Netflix, Disney Plus y Amazon Prime.

Ni, mucho menos, que no estemos ahorrando para la llegada de HBO Max muy pronto, sino que honestamente, no podemos creer que una cinta solo ponderada con visualizaciones “no completas” supere los resultados de una que recolectó millones de dólares a nivel mundial.

Ahora, ¿qué es lo que sí creemos que puede ocurrir? Es evidente que mientras que el 2020 fue un año de asimilación, este 2021 será un año de aceptación.

No, no estamos diciendo que ahora tenemos que salir a la calle sin mascarillas porque hay que aceptar que el coronavirus forma parte de nuestro día a día. En cambio, debemos empezar a aceptar los cambios que el mundo pandémico trae consigo, pero en ningún momento conformarnos.

En vista de que la vacuna ya es un hecho, muchos países solo están esperando cómo se comportan los resultados para entender si espacios como las salas de cines pueden volver a abrir en su totalidad, pero, mientras tanto, las compañías apostaron mucho de su dinero para crear sus propias plataformas de streaming y seguir avanzando por ese segmento.

Por ejemplo, si nos preguntan, un buen estudio al que debemos estar atentos es al comportamiento de cintas como el Snyder Cut de ‘Justice League’ que, no solo se estrenará únicamente por streaming, sino que se estrenarán en una plataforma que no estará disponible para todo el mundo al momento del lanzamiento.

Adicionalmente, el Snyder Cut de ‘La Liga de la Justicia’ será una manera excelente de comparar cómo se comporta el streaming versus el cine, ya que, ‘Justice League’ ya se estrenó en cartelera cuando el mundo ni siquiera sabía lo que era el COVID-19. Por lo que, hay un punto de comparación.

Si nos preguntan, no creemos que este 2021 vaya a estrenarse una producción que rompa las taquillas como la última coronada, ‘Avengers: Endgame’, pero, sí creemos que hay mucho material almacenado como para que pequeños récords como: la cinta de clasificación R más vista –banda que actualmente tiene ‘Joker’ por sus resultados en 2019–, la cinta animada más vista o hasta la adaptación live action más vista, puedan, sino superarse, alcanzarse.

Lea también:

Resultados de ‘Soul’ y ‘Wonder Woman 1984’ cambiarán el rumbo del entretenimiento en 2021

‘Tenet’ vs. ‘Mulan’: ¿qué hemos aprendido de preferir el estreno en cines al streaming?

2021 en streaming: ¿cuáles plataformas quedarán en el podio de este año?

Escribir un comentario