Niña con cara de preocupación, representado la ansiedad infantil, recostada en las piernas de su madre, que representa a los padres con depresión por la situación de pandemia.
Vía Shutterstock.

Definitivamente, la pandemia del coronavirus ha afectado al mundo entero de formas que ni siquiera nos imaginábamos. De allí que esta no solo sea un riesgo para la salud física de las personas, sino también para su estado mental. Ya que, incluso sin contagiarnos, la situación actual puede llegar a afectar tanto a grandes como a chicos. Esto tal cual lo presenta una reciente investigación que relaciona la depresión pandémica de los padres con aumentos en los niveles de ansiedad infantil.

El nuevo estudio de la Universidad de Michigan se publicó recientemente en Children and Youth Services Review. Detrás de él, estuvo el equipo de investigadores conformado por Shawna J. Lee, Kaitlin P. Ward, Olivia D. Chang y Kasey M. Downing.

Por investigaciones anteriores, sabíamos que elementos como el aislamiento social de los padres puede afectar la salud de los hijos. Ahora, este nuevo estudio también nos confirma que el estado emocional de estos también influye en la estabilidad mental de su progenie.

La depresión de los padres aumentó el nivel de ansiedad infantil de sus hijos

El estudio se llevó a cabo con un total de 405 padres voluntarios que reportaron tener al menos un hijo de 12 años o menos. A cada uno de estos se los encuestó para conocer dos elementos. En primer lugar, se buscó determinar qué tantos padres estaban deprimidos a causa de la pandemia. En segundo, también controlaron los cambios de comportamiento en los niños –a través de las observaciones de los padres–.

Al final, la investigación reveló que dos de cada cinco padres presentaban rastros de depresión desde moderada a severa. Asimismo, se vio que aquellos que la manifestaban solían tener una relación mucho más conflictiva y estresante con el hecho de ayudar con la educación a distancia de sus hijos.

Niña abrazando sus rodillas con las cejas contraídas en una expresión de miedo/ansiedad.
Vía iStockphoto.

Igualmente, el 34,6% de los padres reportaron ver cambios en el comportamiento de sus hijos durante la pandemia. La mayoría de estos pasaron a estar más solos, más tristes y hasta deprimidos.

Haciendo una correlación se observó que la depresión pandémica en los padres solía estar más ligada a los casos más graves de ansiedad infantil. De modo que, se asume –aunque aún no se comprueba del todo– que la inestabilidad mental de los padres, causada por la depresión, terminó por influir negativamente en el estado anímico y conducta de los niños de la casa.

La pandemia subió la presión y los niveles de estrés en los padres

Según reportó el estudio, gran parte de los padres con depresión que se detectaron habían estado bajo fuertes presiones por la pandemia. En un principio, la gran mayoría de estos se vio en la necesidad de cambiar de empleo para poder subsistir.

Luego de esto, debieron ajustar su trabajo a las rutinas de la casa. Como consecuencia, reportaron constantes interrupciones de su flujo de trabajo que aumentaban sus niveles de estrés. Un detalle que, a su vez, evitaba que pudieran ayudar más efectivamente a sus hijos con las tareas escolares. Por lo que, una vez más, los sentimientos de depresión de los padres terminaron por generar un ambiente donde la ansiedad infantil pudo florecer.

La salida de la cuarentena no implica una solución al problema

Ahora que muchas cuarentenas se están levantando y el mundo intenta abrir de nuevo las escuelas, podría creerse que el problema de salud mental se ha solucionado. Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad.

Aunque algunas restricciones se levanten, la verdad es que aún estamos en una situación de pandemia capaz de ocasionarnos altos niveles de estrés. Debido a esto, incluso si no es por exactamente los mismos motivos, el regreso a clases puede nuevamente presionar a los padres, desencadenar su depresión y, en consecuencia, fomentar la ansiedad infantil de sus hijos.

Referencia:

Parenting activities and the transition to home-based education during the COVID-19 pandemic: https://doi.org/10.1016/j.childyouth.2020.105585

Lea también:

Detectan diferencias cerebrales en los hijos de padres que sufren depresión