Grupo de policías de los Países Bajos en una calle acordunada, tal como se vería la que está frente al centro de pruebas del coronavirus que fue atacado con un explosivo.
Crédito: Bas Bogers.

Este miércoles 3 de marzo ha iniciado lleno de conmoción para la población neerlandesa. En horas de mañana, un explosivo se detonó frente a uno de los centros de pruebas de coronavirus en Bovenkarspel, Países Bajos.

La policía local del provincia de Holanda del Norte, afirmó que la situación no dejó heridos, pero sí algunos daños materiales, según reportó EFE. Justo ahora, las autoridades investigan los alrededores del centro en busca de pistas sobre la explosión o de otras bombas colocadas en las cercanías.

Explosivo detona frente a un centro de tests de coronavirus en los Países Bajos

La explosión ocurrió a las 6:55 am, hora local, mientras el centro de pruebas PCR se encontraba cerrado. En el momento, solo un guardia de seguridad se encontraba en las instalaciones, según lo que recuenta HuffPost sobre informaciones compartidas por la cadena de televisión nacional NOS. Afortunadamente, ni él ni los transeúntes cercanos se vieron afectados por lo que clasificaron como un fuerte estallido, según AFP.

Hasta el momento, según lo reportado por EuroNews, la policía local ha liberado un comunicado contando la ruptura de cinco ventanas como los daños materiales más notorios. El explosivo, colocado fuera del edificio de pruebas para el coronavirus de los Países Bajos, dejó atrás algunos restos de su estructura. Gracias a esto, las autoridades tienen al menos un punto de partida desde el que comenzar la investigación.

Ante esta situación, el ministro de salud neerlandés, Hugo de Jonge, comentó que las autoridades de salud pública estaban “terriblemente sorprendidas” por la situación.

La policía local ha iniciado sus investigaciones

Sin tiempo que perder, una vez la fuerte explosión fue reportada por los vecinos de la zona, la policía neerlandesa llegó y acordonó el área. Al menos hasta el mediodía, todas las actividades y citas en las zonas aledañas se han suspendido.

En medio de todo esto, tal como recalcó a Reuters el vocero de la policía, Menno Hartenber, un escuadrón especializado en bombas ha llegado a la escena. Se han dispersado para investigar los alrededores del recinto y ubicar otras posibles bombas ocultas.

El explosivo colocado colocado en el centro de pruebas para el coronavirus tenía inicialmente una corma cilíndrica, según lo dicho por la policía de los Países Bajos. Por lo que parece, pudo tener unas medidas de 10 cm x 10 cm y haber estado adherido justamente a uno de los costados de la edificación.

Definitivamente no fue un accidente

La detonación del explosivo en el centro de tests para el coronavirus en los Países Bajos no fue un accidente. Hartenber recalcó esto en repetidas ocasiones a medios como AA, Reuters y EuroNews.

Según lo comentado por el vocero de la policía, una situación como la actual no sucede por accidente. Es claro que la bomba fue colocada allí intencionalmente. Ahora, el deber de las autoridades será determinar quiénes hicieron esto y por qué. Lastimosamente, por ahora se carece de alguna evidencia sólida que pueda dar algún indicio de esto.

Las sospechas

Aun así, a pesar de la falta de evidencias, ya los Países Bajos se llenan con sospechas sobre el origen del explosivo del centro del tests para el coronavirus. Bovenkarspel, el lugar del incidente, se encuentra a aproximadamente 55 km de Ámsterdam y no es la primera localidad en ser víctima de este tipo de eventos.

Según los datos recopilados por EuroNews, en enero hubo protestas en la capital neerlandesa debido a la polémica aplicación de la cuarentena en el país. Por lo que parece, los sectores más conservadores se encuentran en contra de este tipo de bloqueos y los consideran incluso un abuso de poder de parte del gobierno.

En febrero incluso se presentó una demanda que obligó a las autoridades a remover las medidas de confinamiento. Sin embargo, poco después estas realizaron una apelación y una reforma a su legislatura para respaldar con más fuerza los procesos de cuarentena.

Los antecedentes

Durante toda esta situación, los eventos alarmantes no han sido escasos. En primer lugar, el 23 de enero el centro de pruebas PRC del pueblo de Urk, provincia de Flevoland, –a unos 25 km de Bovenkarspel– sufrió también un atentado tras el cual su estructura ardió en llamas.

Pocos días después, según reportó EFE, otro explosivo fue hallado por la policía cerca de un centro de tests para el coronavirus en Hilversum, provincia de Holanda del Norte, Países Bajos. En paralelo, también durante enero, un hombre fue a prisión luego de enviar un sospechoso paquete a una instalación de fabricación de vacunas contra el COVID-19, según lo recopilado por AFP.

Los Países Bajos, el coronavirus y la cuarentena

Hasta estos momentos, los Países Bajos sostienen sus medidas de cuarentena y también su toque de queda –que inicia a las 9 pm y culmina a las 4:30 am–. Se espera que estas medidas se mantengan hasta el 15 de marzo al menos. Pero, después de esta fecha, no hay tantas seguridades.

Las elecciones del parlamento neerlandés se darán el 17 de marzo de este año y, según las proyecciones, el ala conservadora podría obtener la mayoría. De ser así, las medidas de seguridad y restricciones por el COVID-19 podrían ver cambios pronto.

Ahora, ¿será esto lo más recomendable? En estos momentos, los Países Bajos ya contabilizan más de 1,1 millones de contagios –en una nación cuya población es de poco más de 17 millones–. De entre los contagiados, ya se han registrado 15,775 muertes. Por otro lado, se ha logrado vacunar al menos con una primera dosis a 1,3 millones de personas.

Es claro que los Países Bajos se encuentran en medio de un punto crucial en su lucha contra el COVID-19. Por este motivo, cualquier cambio realizado podría ser suficiente para inclinar la balanza.

Lea también:

Confinamiento inteligente, la estrategia de Países Bajos contra el coronavirus