Una nueva investigación ha revelado un nuevo factor de riesgo temprano de diabetes tipo 2 que se mide justo en el momento en que llegamos al mundo. Los investigadores descubrieron que nacer con un peso de 2,5 kilogramos o está estrechamente relacionado con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.

En su artículo, publicado en la revista BMJ Open Diabetes Research & Care, informan que este peso se asocia con circulantes más bajos de factor de crecimiento semejante a la insulina-1 (IGF-1). Como su nombre lo indica, esta hormona es similar a la insulina, pero afecta el crecimiento durante la infancia y el metabolismo más adelante en la vida.

Datos de Biobanco del Reino Unido

Para este trabajo, los investigadores usaron los datos de 112.736 mujeres y 68.354 hombres que participaron en el estudio del Biobanco del Reino Unido. Realizado entre 2006 y 2010, incluyó individuos de 37 a 73 años para estudiar los factores genéticos y de estilo de vida que influyen en una amplia gama de enfermedades comunes tanto en la mediana como en la tercera edad.

Los participantes proporcionaron información social, demográfica, sobre sus hábitos alimenticios, estilo de vida (incluido consumo de alcohol, tabaquismo, higiene del sueño y actividad física habitual).

Al momento de reclutamiento, proporcionaron muestras de sangre, orina y saliva, y dejaron que midieran su altura, peso, índice de masa corporal (IMC), circunferencia de cintura, cadera y extremidades, y el grosor de los pliegues cutáneos. Y también proporcionaron datos de su vida temprana, como el peso al nacer, el tabaquismo materno y el historial médico en busca de factores de riesgo de diabetes.

Niveles de IGF-1 vinculados al riesgo de diabetes

Los investigadores analizaron las muestras para medir los niveles de IGF-1, colesterol, triglicéridos y de la proteína C reactiva, un indicador de inflamación. Luego, revisaron los autoinformes, registros hospitalarios y certificados de defunción en busca de diagnósticos de diabetes tipo 2 entre los participantes. Así descubrieron que 3.299 personas desarrollaron la enfermedad en un período de seguimiento promedio de casi 10 años.

Un análisis más minucioso reveló que aquellas personas niveles más bajos de IGF-1 eran más propensos a vivir en un zona poco privilegiada, y tendían a tener edades mayores; estos también eran más propensos a tener factores de riesgo y de estilo de vida de diabetes. Lo curioso es que, mientras menores eran los niveles de IGF-1, mayor era el riesgo de diabetes tipo 2, lo que denota una asociación inversa entre ambas condiciones.

El peso al nacer puede alterar el riesgo de diabetes tipo 2 en hombres

Sin embargo, el peso al nacer parecía alterar drásticamente la relación observada entre los niveles de la hormona y el riesgo de diabetes. Específicamente los hombres que al momento de nacer pesaban de 2,5 kg en adelante, parecían menos propensos a desarrollar la enfermedad. Estos hallazgos se mantuvieron independientemente de la presencia de alguna predisposición genética al peso al nacer.

“Nuestros hallazgos resaltan la importancia de los factores de riesgo de la vida temprana en el desarrollo de las estrategias de prevención del ciclo de vida dirigidas al IGF-1 y diabetes tipo 2”.

De modo que una vez más tenemos evidencia contundente de que la susceptibilidad a la diabetes tipo 2 durante la edad adulta está sujeta tanto a factores de riesgo tempranos como de estilo de vida. A pesar de ello, los autores destacan que este es un estudio observacional, y que solo identificó vínculos. Para comprobarlos y comprenderlos a fondo será necesarias investigaciones más minuciosas.

Referencia:

Birth weight modifies the relation between adulthood levels of insulin-like growth factor-1 and type 2 diabetes: a prospective cohort study. https://drc.bmj.com/content/9/1/e001885

Escribir un comentario