Dos personas usando sus teléfonos
Vía: Pixabay

Cuando envías un mensaje de texto, ¿escribes un párrafo conciso con la idea que quieres transmitir o utilizas un flujo de ideas? ¿Qué estilo te define?

Existen personas que envían múltiples mensajes para contar una historia cronológicamente, incluso le ponen suspenso y emoción. Esto para despertar el interés del destinatario y avivar las llamas de seguir leyéndolo.

Este estilo caracteriza a aquellas personas que les gusta relatar un cuento “de forma gradual”. Se trata contar poco a poco cómo sucedieron los hechos para que la otra persona se involucre en la historia, tal como cuando leemos un libro.

Por el contrario, los remitentes que usan párrafos precisos para transmitir un mensaje, dejan poco a la imaginación. Se caracterizan por plantar una idea y esperar una pronta respuesta. Incluso, son textos más completos y planificados.

Pero, ¿qué sucede cuando al destinatario no comparte los mismos ideales que el remitente?

Persona usando smartphone

Si bien enviar un mensaje de textos con lujo de detalles puede parecerte una experiencia fascinante, ¿qué sucede cuando al destinatario no comparte tus mismos ideales? Sin lugar a dudas, la otra persona se fastidiaría. Incluso, podría realizar un corte brusco solicitando que resuman la idea en un texto corto. Simplemente, porque los mensajes prolongados le parecen exasperantes. Por el contrario, si comparten el mismo estilo, terminarán disfrutando el chat.

Evidentemente, cada quién tiene su estilo al enviar un mensaje. Sin embargo, debemos considerar la situación en la que nos encontremos, puesto que no podemos enviar un flujo de mensajes en caso de emergencias. Tampoco detallar los hechos cuando lo que se quiere es recibir la noticia lo más pronto posible para buscar una solución.

De igual modo, hay que considerar el contexto en el que se usen, puesto que enviar múltiples mensajes puede resultar divertido, pero es menos profesional. En el mismo hilo, los textos tan largos tampoco son recomendables. En el caso de una conversación formal, la idea es presentar el mensaje lo más explícito y conciso posible, es decir, buscar un equilibrio entre ambos factores.

Lea también:

Ahora Android te permitirá programar tus mensajes de texto