Hombre joven y moreno con mascarilla contra COVID-19 con un cigarrillo en su boca para fumar.

Aunque desde el principio de la pandemia se creyó que fumar cigarrillo podría ser un factor de riesgo para la infección e incluso muerte por COVID-19, lo cierto es que la evidencia recolectada hasta ahora es mixta.

Los investigadores analizaron los estudios realizados hasta ahora sobre el tema, y presentan sus resultados en un nuevo artículo publicado en línea en Annals of the American Thoracic Society. Y ante la falta de respuestas claras, los expertos solicitan mayor investigación en ciertas áreas para aclarar finalmente el panorama.

Evidencia mixta sobre el riesgo de COVID-19 entre fumadores

En TekCrispy hemos reseñado varios estudios que sugieren que el uso de cigarrillo, ya sea tradicional o electrónico, puede ser un factor de riesgo para infección y desarrollo grave de la COVID-19.

En esta oportunidad, a pesar de que los datos son muy variados, los investigadores encontraron que la tendencia es que los fumadores actuales tienen el doble de riesgo de morir durante una hospitalización por COVID-19 que los no fumadores.

Mujer morena, de cabello largo, con un suéter rojo y con mascarilla contra el coronavirus fumando un cigarrillo.

Sin embargo, aún es pronto para darlo por hecho. Para poder hacerlo, primero es necesario replantear la dinámica de investigación actual, planteando modelos más rigurosos que aborden el problema desde diferentes áreas.

Y es que, hasta ahora, el enfoque dominante ha sido estudiar las interacciones entre el SARS-CoV-2 y los receptores ACE2 que, como bien hemos explicado a lo largo de la pandemia, es la puerta que utiliza el patógeno para ingresar a la célula e infectarla. Sin embargo, la Dra. Enid Neptune, autora del nuevo artículo, dice que usar “la expresión de ACE2 como índice cuantificable de la infectividad y morbilidad del SARS-CoV-2 es muy problemático”.

“Se necesita una exploración intensa de cómo y si el humo del tabaco y la nicotina afectan la infectividad del SARS-CoV-2 o la carga viral (cantidad de virus) para proporcionar contexto a los datos de expresión de ACE2”.

Aspectos que es necesario investigar

Es por ello que ha presentado nuevos enfoques que podrían ayudar a los científicos a obtener respuestas más concretas sobre el vínculo entre el cigarrillo y el riesgo de COVID-19.

¿Fumar causa lesiones o afecta la respuesta inmune contra la COVID-19?

Por ejemplo, aunque no es un tema nuevo, aún es necesario comprender mejor los efectos del humo del tabaco en el tejido nasal (epitelio). La nariz es el principal punto de entrada del patógeno hacia el cuerpo humano, y determinar si existe en verdad una mayor vulnerabilidad en ella por la exposición al tabaco puede ayudar a estudiar el riesgo de infección.

Además de la vulnerabilidad a través de posibles lesiones nasales, ¿existe alguna forma en la que fumar puede comprometer la respuesta inmunitaria del cuerpo antes una infección? La investigación realizada hasta ahora demuestran que fumar afecta la capacidad del sistema inmune de responder a muchos virus respiratorios, ¿pasa lo mismo con el SARS-CoV-2?

El papel de proteínas de señalización y la nicotina

Los próximos estudios también deberían determinar si las proteínas de señalización de renina y angiotensina (RAS) juegan un papel de protección contra la infección. Estas proteínas regulan la salud pulmonar, lo cual, en ciertos casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), parece favorecer el pronóstico de los pacientes.

También es de interés el papel de la la exposición y la señalización de la nicotina a nivel cerebral que, irónicamente, parece reducir la COVID-19. Este aspecto en particular es de gran relevancia dada las altas tendencias de adicción a la nicotina y sus consecuencias para la salud pública.

Por último, otros aspectos, como la influencia del estrés durante el confinamiento sobre el consumo de tabaco; si la hospitalización por COVID-19 es un desencadenante para abandonar el tabaquismo, e incluso si la pérdida del gusto y el olfato pueden influir en ello.

Referencia:

Paper addresses research needed to understand smoking and COVID-19. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2021-03/ats-par022621.php

Lea también:

Vapear aumenta hasta 7 veces el riesgo de contagio de coronavirus en jóvenes.