Vista de la Tierra desde el espacio
Vía: Pixabay

Tras haber recorrido millones de kilómetros en el espacio, observamos con emoción cómo el rover Perseverance aterrizó en el planeta rojo. Sin embargo, no llegó solo, lo hizo acompañado de un pequeño helicóptero llamado “Ingenuity”, un dron que sobrevolará Marte y será controlado a través del sistema operativo Linux.

En efecto, el uso de código abierto en el Ingenuity ha causado revuelo. Esto debido a que el sistema operativo Linux sin liderar el mercado de ordenadores una vez más ha sobrepasado nuestra atmósfera, y no precisamente para orbitar alrededor de la Tierra sino para volar en Marte. Sin duda, es una gran victoria para la comunidad de software libre.

Logo de las distribuciones de Linux, el sistema operativo que llega a Marte
Parte de las distribuciones de Linux

Como muchos sabemos, Linux es un sistema operativo de software libre, es decir, que cualquier persona o institución puede utilizarlo sin necesidad de adquirir una licencia. En efecto, se presenta bajo la estructura de distintas distribuciones, entre ellas Red Debian, Ubuntu, Hat-Fedora, Suse, y Mandriva. Incluso, se usa en ordenadores portátiles, pasando por supercomputadoras hasta llegar al pequeño helicóptero que sobrevolará el planeta rojo.

Linux se ha convertido en el sistema operativo favorito de los programadores

Presentación de Linux como un sistema de código abierto, seguro y fuerte
Linux es un sistema operativo de código abierto, fuerte… seguro.

Cuando hablamos de Linux, nos referimos a un software open source que tiene muchas virtudes. Estas lo convierten en el sistema operativo favorito de los programadores. Pero, ¿cuáles son esas bondades?

Linux es un sistema multitarea y multiusuario

Este es un sistema operativo multitarea con la capacidad de ejecutar varias funciones o procesos de forma simultánea. Por ende, permite navegar en Internet, reproducir música, videos, procesar documentos, así como ejecutar otros programas sin mayor problema.

De igual forma, es un software multiusuario, lo que significa que múltiples usuarios pueden acceder de forma segura a recursos y aplicaciones del sistema de manera simultánea.

Las distribuciones de Linux son gratuitas

Linux no solo es un sistema multitarea y multiusuario, también es gratuito. Precisamente, esta es una de las características más atractivas para los programadores, ya que pueden utilizar distintas distribuciones del sistema sin tener que pagar por ello.

Sistema personalizable y robusto ante las amenazas

Otra de las bondades de este sistema es que se puede personalizar de acuerdo a nuestros gustos y necesidades. Asimismo, se caracteriza por ser robusto frente a las amenazas. En parte, esto es gracias a que es un software de código abierto y son pocos los que se interesan en crear malware para él. Más allá de eso, cuenta con una arquitectura que no permite la permanencia de virus. De hecho, los usuarios tienden a eliminar las amenazas con simples actualizaciones.

El sistema es escalable y estable

Hasta ahora, las características que se han mencionado convierten a Linux en un sistema escalable. Para los programadores, esta es una gran ventaja, ya que pueden avanzar en sus proyectos sin perder calidad. En efecto, se usa en servidores y ordenadores para garantizar su efectividad en todo momento, es decir, que es un software estable.

Otra de las características más resaltantes de Linux, es su independencia. Hablamos de un software que puede ser modificado y distribuido libremente. Por consiguiente, los programadores pueden acceder a su código, modificarlo y seguir trabajando sobre él, sin permiso ni protocolo alguno.

¿Se convertirá Linux en el software espacial por excelencia?

De acuerdo a las ventajas señaladas anteriormente y al hecho de haber traspasado la atmósfera terrestre para llegar a Marte, Linux podría convertirse en el sistema operativo espacial por excelencia.

Para muestra tenemos el helicóptero Ingenuity de la NASA, responsable de sobrevolar por primera vez Marte usando como sistema operativo protagonista Linux. Probablemente algunos se preguntarán, ¿por qué Linux y no otro sistema operativo? Básicamente porque es un software que se adapta a diferentes “contextos y propósitos”. Incluso, está bien mantenido y soportado gracias a que es de código abierto.

Aunado a ello, el Ingenuity usa un hardware basado en el SoC (Sistema en chip) Snapdragon 801 de Qualcomm, el cual no es compatible con ninguna versión de VxWorks. Este último es un sistema operativo privado de la empresa Wind River Systems, usado en los rover anteriores y en el actual Perseverance.

De igual modo, se utilizó el framework F (F primo), desarrollado por JPL (Jet Propulsion Laboratory) bajo la modalidad de software libre. Además, está disponible de forma gratuita para su descarga. Al respecto, el ingeniero jefe de la NASA Tim Canham expresó:

“El marco de software que estamos usando es uno que desarrollamos en JPL para cubesats e instrumentos, y lo abrimos hace unos años. Es una especie de victoria de open source, porque estamos volando un sistema operativo de código abierto, un marco de software de vuelo de código libre y piezas comerciales que puedes comprar en el mercado si quieres hacerlo tú mismo algún día”.

Si bien es cierto que la noticia ha causado alboroto, la realidad es que el uso de Linux por parte de la NASA no es algo novedoso. En realidad, se ha utilizado en otros proyectos relacionados con investigaciones sobre el espacio, como la primera imagen de un agujero negro supermasivo y en la implementación de ordenadores de escritorio de la Estación Espacial Internacional. Incluso, ha compartido más de 500 proyectos bajo la licencia de código abierto a través del programa COSMIC.

De hecho, la NASA ha señalado que más que una investigación científica, la visita a Marte es una demostración de tecnología. En efecto, Linux no solo podría ser un modelo para futuras misiones a Marte, sino convertirse en el software espacial por excelencia.

SpaceX también ha utilizado Linux en sus viajes al espacio

Despegue del Falcon 9, cohete de SpaceX

Al igual que la NASA, SpaceX ha utilizado como sistema operativo predilecto a Linux en sus vuelos. De hecho, lo hizo a bordo del Falcon 9, el primer cohete reutilizable que la compañía lanzó al espacio. En este, los sistemas de control, procesadores y la arquitectura del cohete se basaron en código abierto.

SpaceX combinó la robustez de este software con microcontroladores PowerPC y un sistema de triple redundancia para la toma de decisiones. Esto le permitió poner en órbita su cohete y junto con la NASA llevar seres humanos al espacio.  Incluso, este hecho destaca porque la compañía usó tres computadoras de vuelo, y en cada núcleo se ejecutó una instancia de Linux.

Hasta ahora, lo mencionado nos pone frente a un sistema operativo con gran potencial que se viene implementando desde hace tiempo para fines científicos y tecnológicos. Es por ello que las empresas y agencias espaciales lo están aprovechando para llevarlo más allá de nuestra órbita.

Lea también:

Marte en algún momento tuvo un anillo: nuevas evidencias lo comprueban