Anciano con mascarilla contra el coronavirus sentado en una calle de Nueva York mientras ve su teléfono móvil.

Una nueva variante del coronavirus SARS-CoV-2 fue detectada en Nueva York, lo cual ha generado preocupación entre las autoridades. ¿Será esta motivo de nuevas o más estrictas restricciones para impedir su propagación? ¿Se trata de una versión más contagiosa del patógeno? ¿Causará una enfermedad grave?

Las respuestas a estas y otras preguntas aún no se han definido. Sin embargo, en un esfuerzo por conocerla y empezar a diluir dudas, dos equipos de investigación han arrojado información útil sobre ella.

La secuenciación genética revela que ya se ha propagado a otros estados de Estados Unidos, pero no parece ser tan invasiva como la de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. A pesar de ello, la investigación sugiere que la variante neoyorquina de COVID-19 podría tener una mutación que la haga más resistente a las vacunas.

La variante B.1.526 se ha propagado a otros estados de EE.UU.

Una mano sosteniendo una lupa que resalta Nueva York en el mapa de los Estados Unidos.

B.1.526, como se ha llamado a la variante del coronavirus de Nueva York, apareció en muestras recolectadas en pacientes dentro de la ciudad en noviembre de 2020. Desde entonces, se ha ido propagando con tal rapidez que, a mediados de este mes, se encontraba en una de cada cuatro secuencias virales.

Pero su transmisión no se limita a Nueva York, pues también ha traspasado sus límites, llegando a otros estados de Estados Unidos. A pesar de ello, aún no está claro qué tan problemática es o puede llegar a ser esta variante. Como explicamos en nuestra nota especial semanas atrás, los virus mutan continuamente, y este proceso no necesariamente genere variantes más peligrosas.

“La mayoría no es motivo de especial preocupación”, dijo Francois Balloux, director del Instituto de Genética del University College de Londres. Pero detectarlas de manera temprana puede ayudar a tomar precauciones o medidas prudentes, sobre todo en el marco del diseño de vacunas.

Presente en aproximadamente 1.200 secuenciaciones genéticas del coronavirus

Tanto los investigadores de Caltech y la Universidad de Columbia en Nueva York publicaron sus trabajos esta semana en los servidores de preimpresión de biorxiv y medrxiv respectivamente. En ellos, describen de manera semana sus hallazgos sobre la nueva variante del coronavirus en Nueva York, pero aún siguen en espera de revisión por pares para su publicación formal en revistas.

Como mencionamos al principio, los investigadores de Caltech detectaron la nueva variante en aproximadamente una cuarta parte de las 1.200 secuencias de virus revisadas este mes. Además, la detectaron en estados cercanos como Nueva Jersey y Connecticut, pero también ha habido “apariciones aisladas en todo el país”.

Los investigadores de la Universidad de Columbia llegaron a conclusiones similares después de examinar unas 1.100 muestras de virus de pacientes tratados en el centro médico de la universidad; estas también datan de noviembre del año pasado.

Para la segunda semana de febrero, 12 por ciento de las muestras correspondían a la variante del coronavirus de Nueva York. Pero este estudio también reveló que los pacientes infectados tenían más probabilidades de ser mayores y de haber sido hospitalizados.

La variante del coronavirus de Nueva York porta una mutación resistente a las vacunas

Pero el hallazgo que generó más preocupación entre los funcionarios sanitarios fue el de una mutación con un aparentemente alto potencial de hacer al virus más resistente a las vacunas. Esta misma se ha observado también en las variantes surgidas en otras regiones de Estados Unidos y otros países del mundo.

Y es que una variante detectada en California también ha sido objeto de monitoreo en las últimas semanas. El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles la ha encontrado en entre el 40 y 50 por ciento de las muestras examinadas en la zona. Pero, a diferencia de la de Nueva York, aún no se sabe si esta pueda portar la mutación resistente a las vacunas.

Por el momento, los funcionarios de salud de Nueva York han intentado aplacar las preocupaciones en torno a la nueva variante del coronavirus. “Algunas variantes son solo eso, son variantes”. dijo el Dr. Jay Varma, asesor principal de salud del alcalde.

Referencias:

SARS-CoV-2 lineage B.1.526 emerging in the New York region detected by software utility created to query the spike mutational landscape. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2021.02.14.431043v2.article-info

A Novel SARS-CoV-2 Variant of Concern, B.1.526, Identified in New York. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.02.23.21252259v1

A New Coronavirus Variant Is Spreading in New York, Researchers Report. https://www.nytimes.com/2021/02/24/health/coronavirus-variant-nyc.html