Hace una década, los científicos británicos descubrieron una serie de grietas prominentes que hoy por fin han separado un iceberg del tamaño de Londres de la plataforma de hielo de la Antártida.

Según informó este viernes British Antarctic Survey (BAS), el iceberg de tamaño descomunal se desprendió cerca de la estación de investigación británica. A pesar de ello, no hay riesgo de pérdida de vidas humanas por la partición ya que no hay nadie dentro de ella.

Los científicos estaban preparados para este desprendimiento

Se trata de un evento emocionante, pero no inesperado. La Estación de Investigación Halley VI de Gran Bretaña monitorea diariamente el estado de la plataforma de hielo flotante, y desde hace un buen tiempo se veían tres grietas expandirse en Brunt. “Nuestros equipos en BAS han estado preparados para el nacimiento de un iceberg de Brunt Ice Shelf durante años”, dijo la directora de BAS, Jane Francis.

Fue este viernes que la grieta dio rienda suelta al proceso y se amplió varios cientos de metros hasta que el iceberg se desprendió por completo de la plataforma de la Antártida, de 150 metros de espesor. Y aunque su tamaño es impresionante, no supera el del iceberg A68, que es cuatro veces el de Londres.

De hecho, la base de investigación móvil se trasladó a tierra entre 2016 y 2017 precisamente por razones de seguridad. Y como vemos, la decisión fue la más acertada. Gracias a ello, el desprendimiento ha ocurrido sin ocasionar daños ni pérdidas humanas. Además, los glaciólogos descartan que este evento afecte la ubicación de la estación de investigación BAS.

“Aunque la ruptura de grandes pedazos de las plataformas de hielo de la Antártida es algo completamente normal de su funcionamiento, los grandes desprendimientos como el detectado en la plataforma de hielo de Brunt el viernes siguen siendo bastante raros y emocionantes”, dijo el profesor Adrian Luckman.

Los icebergs se desprenden de manera espontánea de la Antártida

En cuanto al proceso, no es el primero ni el último. Por lo general, los icerbergs se desprenden naturalmente de la Antártida y navegan por el océano, y aunque el cambio climático juega un papel importante en ello, los científicos de BAS dicen que “no hay evidencia de que el cambio climático haya jugado un papel significativo”.

El paso del tiempo, su avance en el océano y las próximas investigaciones al respecto revelarán el destino de este iceberg comparable a la capital de Inglaterra. Mientras tanto, los investigadores se mantendrán atentos para determinar si este evento puede ocasionar nuevos desprendimientos.

Referencia:

Giant iceberg breaks off near UK Antarctic base. https://phys.org/news/2021-02-giant-iceberg-uk-antarctic-base.html

Escribir un comentario