¿Qué pasaría si te dijéramos que, antes de que se encontrara evidencia del uso de la rueda, ya existía un templo en lo que hoy conocemos como Turquía que se había construido e, incluso, abandonado por razones desconocidas? Hoy te contaremos acerca de Göbekli Tepe, el templo más antiguo y misterioso del mundo.

Aunque parezca increíble, el Göbekli Tepe fue construido entre 9600 y 8200 a. C., lo cual es 6.500 años antes de que se levantaran las monumentales pirámides de Egipto y 6.000 años más antiguo que Stonehenge. Fue descubierto por el profesor alemán Klaus Schmidt en 1994, y muchos de los misterios que se presentaron en aquel entonces continúan siendo desconocidos hoy, más de 20 años después.

¿Qué sabemos al respecto?

Vista de uno de los recintos del yacimiento arqueológico Göbekli Tepe, en Turquía.

Debido a su complejidad, el Göbekli Tepe fue definitivamente construido por una civilización neolítica compleja. Está compuesto por una serie de monumentos megalíticos de forma circular y rectangular, de forma que están esparcidos en varios recintos. Esta estructura es una sorpresa para los científicos, quienes no creían que los humanos de esta era fueran capaces de construir tales complejos.

Por si esto no fuera suficiente, se cree que sus habitaciones probablemente eran utilizadas para ejecutar rituales, pues en sus pilares de más de 5 metros de altura y de unas 7 toneladas se encuentran tallados varios animales salvajes, a quienes, se cree, se les rendía culto. Otra teoría asegura que podría tratarse de un observatorio de constelaciones.

Existe la teoría de que la estructura del Göbekli Tepe fue se fue construyendo con el tiempo, pero algunos expertos opinan lo contrario. De hecho, incluso comentaron acerca de que el diseño geométrico de las piedras redondas y sus pilares fueron planificados como una sola estructura.

Patrón geométrico subrayando la planificación arquitectónica de un complejo en Göbekli Tepe. Un diagrama superpuesto sobre el plan esquemático.
Patrón geométrico del templo. Fuente: BBC Mundo.

Los responsables de esta teoría son el profesor Avi Gopher, del Departamento de Arqueología y Antiguas Civilizaciones del Cercano Oriente de la Universidad de Tel Aviv (TAU) y el investigador Gil Haklay, de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Ellos llegaron a esta conclusión, pero también determinaron lo inusual que significaría esto, pues se consideraba que los cazadores-recolectores del neolítico no eran tan avanzados arquitectónicamente.

¿Qué desconocemos?

La verdad, el descubrimiento del Göbekli Tepe representó más preguntas que respuestas. Todo lo que se ha desenterrado hasta entonces supone solo 5% del total de 90.000 metros cuadrados que se calcula que abarca el templo. El propio Klaus Schmidt calcula que tomarán otros 50 años poder culminar el proceso de excavación.

Vista panorámica del yacimiento Göbekli Tepe.
Yacimiento del Göbekli Tepe.

Y hablando de excavar, ¿ya te preguntaste por qué está enterrado? Los investigadores también lo hicieron y, lamentablemente, no tienen respuesta.

Según sus teorías, alrededor del año 8.000 a.C. esta civilización decidió enterrar deliberadamente todo el templo, el cual se había estado construyendo desde varios milenios atrás. Sin embargo, aún no hay evidencias que expliquen por qué tomaron esta decisión.

¿Por qué es tan importante?

Representación de cómo se construyó el Göbekli Tepe
Representación de cómo se construyó el Göbekli Tepe

Como habrás leído anteriormente, el descubrimiento del Göbekli Tepe significa un cambio de paradigma con respecto a nuestra historia. De hecho, simboliza un cambio radical con respecto a la forma en la que entendemos a las civilizaciones antiguas.

Vamos a tratar de explicarlo de la siguiente forma: según la estructura preestablecida por los historiadores, se supone que lo primero que sucedió fue la Revolución Neolítica, hace 10.000 años. Luego, los granjeros y ganaderos empezaron a labrar la tierra, y posteriormente se desarrollaron otros avances como la cerámica o alfarería. Con todo esto en el panorama, los humanos se asentaron en pueblos y ciudades, permitiendo la aparición de trabajos y otros elementos como la escritura y las artes. Por último, apareció la monarquía y no fue sino después de esto que aparece la religión, lo cual se refleja en grandes monumentos como Stonehenge o las pirámides de Egipto.

¿Y en qué punto apareció el Göbekli Tepe? Pues, aunque no lo creas, existe desde que empezó la Revolución Neolítica.

Definitivamente, el Göbekli Tepe representa un cambio completo sobre nuestra comprensión del pasado, demostrando que, en realidad, sabemos muy poco acerca de nosotros mismos. ¡Quién sabe! Quizás en un futuro encontremos nuevos misterios increíbles por resolver.

Escribir un comentario