Mientras varios países en el mundo avanzan en la inmunización contra el coronavirus, una opción prometedora parece asomarse para ayudar en el proceso. Hablamos de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por Johnson & Johnson, que recientemente recibió el visto bueno del regulador sanitario estadounidense.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) confirmó que la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson es segura y eficaz. Con este veredicto, es probable que la candidata reciba la aprobación de uso de emergencia dentro de poco.

Efectiva para prevenir COVID-19 y segura

La agencia publicó un documento especial en el que informan los resultados de la revisión de los datos de la vacuna contra COVID-19 presentados por Janssen, una rama farmacéutica de Johnson & Johnson.

Tras una evaluación minuciosa, los reguladores han concluido que la vacuna tiene “beneficios conocidos” en la reducción de enfermedades sintomáticas y graves. Esto a pesar de que su porcentaje de efectividad ha resultado ser mucho menor en comparación con las que ya están en el mercado.

Los resultados de los ensayos realizados hasta ahora muestran que la vacuna fue 85 por ciento efectiva para prevenir enfermedad grave de COVID-19. Sin embargo, para prevenir la enfermedad como tal, su efectividad fue de solo 66 por ciento. A pesar de ello, el porcentaje es superior al especificado para poder optar por aprobación de emergencia de parte de las autoridades sanitarias.

Beneficios que van más allá de su efectividad y seguridad

Es importante resaltar que, al igual que la de AstraZeneca, la vacuna de Johnson & Johnson sería una de las opciones más rentables en el contexto de la emergencia sanitaria actual. Y es que, a diferencia de las otras que ya han empezado a distribuirse, esta puede almacenarse en un refrigerador habitual, sin requerir congelación.

Además, se administra a través de una sola inyección, lo cual facilitaría aún más el proceso. Tras recibirla, las personas no necesitarán esperar un tiempo prudente para recibir una segunda dosis, sino que obtendrían sus beneficios dando por finalizado el proceso.

Esto también aliviaría mucho el trabajo de personal sanitario a cargo y, por supuesto, ampliaría enormemente el alcance de la vacuna al poder destinar dosis a otras personas prioritarias que las necesiten.

A esperas de la aprobación de uso de emergencia de vacuna contra COVID-19 de Johnson & Johnson

Ahora un comité de expertos independientes se reunirá el viernes para hablar sobre la el escenario de aprobación de la vacuna contra COVID-19 de Johnson & Johnson. De arrojar resultados positivos, es probable que Estados Unidos se convierta en el primer país del mundo en aprobar el uso de emergencia de esta candidata.

Bajo estas expectativas, se prevé distribuir unos 3 millones de dosis a partir de la próxima semana. La cifra sigue siendo poca en el contexto actual, pero los informes indican que la compañía podría entregar al país 20 millones de dosis en total para fines de marzo.

Con ello, cumplirían con parte de su compromiso de proporcionar a los Estados Unidos 100 millones de dosis para fines de junio. Pero Canadá, Reino Unido y la Unión Europea también están en la lista de espera, que según el programa COVAX, también esperan alrededor de 500 millones de dosis.

Referencia:

Vaccines and Related Biological Products Advisory Committee Meeting February 26, 2021. https://www.fda.gov/media/146217/download