La terapia de células madre es una alternativa que no solo se ha planteado para la reparación de la médula espinal. De hecho, estas células tienen gran fama en el mundo de la medicina debido a sus variadas cualidades sanativas y regenerativas.

Pero, a pesar de esta notoriedad, no todos confían en que las células madre puedan hacer los trabajos de curación necesarios en el organismo. De allí que muchas de sus terapias aún se encuentren en etapas experimentales y no se hayan masificado.

Para intentar conocer en profundidad al menos una de las aplicaciones de su terapia, se realizó un estudio enfocado en las afecciones de la médula espinal. Los resultados, publicados en Journal of Clinical Neurology and Neurosurgery, colocaron en muy buena luz a las células madre como una alternativa altamente efectiva para promover la sanación de la médula espinal.

La controversia ha perseguido a la terapia de células madre

En la actualidad, las lesiones de la médula espinal son un padecimiento común en cientos de miles de personas. Cada año, sus filas se renuevan y las opciones de tratamiento son escasas.

Por lo general, se ofrecen algunos programas intensivos de rehabilitación que pueden o no ser efectivos. Más allá de allí, no se hace tan fácil encontrar otras alternativas de terapias.

Ha sido acá donde las células madre se han destacado, ofreciendo una nueva alternativa para reparar la médula espinal. Sin embargo, la idea no ha sido aún bien acogida por el mundo de la ciencia y la medicina. Sobre todo por el escabroso inicio que tuvieron varias de sus terapias.

Para el 2018, cuando aún no había suficientes datos sobre la efectividad de las células madre, Japón decidió dar luz verde a la utilización de estos tratamientos. Desde entonces, la ciencia ha mirado con desconfianza a estas terapias. Esto incluso cuando en la actualidad ya existen más evidencias de sus beneficios para el organismo.

Terapia de células madre da resultados prometedores como restauradora de la médula espinal

Representación de las células madre

Dentro del más reciente estudio, que tomó la forma de un ensayo clínico de fase 2, se probó la efectividad de una terapia específica conocida como Stemirac. Gracias a esta, podemos conocer el efecto de las células madre mesenquimales (MSC, por sus siglas en inglés) sobre las lesiones de médula ósea.

Las MSC, en esencia, son células madre adultas y multipotentes. Esta última cualidad les permite actuar y colaborar con un amplio abanico de células. Por esto, pueden ayudar en la reparación de huesos, cartílagos, músculos e incluso tejidos grasos.

Para esta oportunidad, el tratamiento Stemirac fue puesto a prueba en 13 pacientes con lesiones de la médula espinal. La colaboración entre los investigadores de Japón y Estados Unidos terminó por demostrar las cualidades sanadoras de la MSC para estos casos.

A los 6 meses de la primera infusión de células madre, 12 de los 13 participantes mostraron mejorías notorias en sus funciones sensoriales y/o motoras clave. Asimismo, la recuperación de capacidades como caminar o usar las manos se hizo común en más de la mitad de la muestra. Como si fuera poco, las terapias no generaron efectos secundarios o adversos en los pacientes tratados.

¿Por qué parece tan efectivo este nuevo método?

En la más reciente investigación sobre las células madre y las lesiones de médula ósea no se buscó como tal una explicación a la efectividad del tratamiento. Sin embargo, los investigadores sí citaron estudios anteriores en modelos animales que han intentado explicar los procesos detrás de la efectividad de las MSC.

Entre los resultados más notorios se encuentra la convicción de que las células madre secretan lo que se conoce como factores de crecimiento neural. Gracias a estos, se pueden restaurar estructuras importantes a nivel celular, lo que mejora la salud del organismo, reduce la inflamación del área afectada y, como si fuera poco, restaura la actividad química vital.

Sumado a esto, los estudios han señalado particularmente al factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés) como uno de los responsables de la rápida acción de los tratamientos. Según se teoriza, este químico podría apoyar la salud de las neuronas y así favorecer el buen funcionamiento del cerebro.

Una propuesta de uso diferente

Representación de las células madres
Vía Getty Images.

Hasta la fecha, la mayoría de las terapias de células madre, ya sean para lesiones de la médula espinal u otras afecciones, se han probado como inyecciones directas. Ahora, la alternativa de Stemirac plantea la posibilidad de llevar las células madres al organismo a través de infusiones intravenosas.

Con este nuevo enfoque, las células madre llegan al torrente sanguíneo, pero no se quedan solo en el área directamente afectada. De hecho, estas pueden esparcirse por el resto del organismo favoreciéndolo de forma generalizada. Por ahora, no se ha determinado cómo esto podría estar relacionado con una recuperación más efectiva. Pero, con la información actual, al menos se plantea un precedente que justifica su investigación a futuro.

¿El uso de células madre se hará parte de los tratamientos oficiales para la médula ósea?

Aún no podemos estar seguros. En efecto, los datos obtenidos en el ensayo fueron prometedores por sí mismos. No obstante, la muestra fue notoriamente pequeña, lo que hace imposible extrapolar los datos como representativos de grandes poblaciones.

De hecho, incluso los investigadores concuerdan con que algunas de las recuperaciones podrían haber ocurrido más por espontaneidad que por el tratamiento. No obstante, comentan que la tendencia a la mejoría a las personas con afecciones de la médula espinal se hizo más notoria luego de que estas recibieran las infusiones de células madre.

Con esto en mente, los autores opinan que su estudio al menos siembra las bases para la realización de más investigaciones en el futuro. Esto debido a que, aunque sus resultados no son conclusivos, sí señalan una posibilidad que vale la pena estudiar a profundidad.

Referencia:

Intravenous Infusion of Auto Serum-expanded Autologous Mesenchymal Stem Cells in Spinal Cord Injury Patients: 13 Case Series: https://doi.org/10.1016/j.clineuro.2021.106565

Lea también:

Esta tecnología puede mejorar la efectividad de las células madre en medicina regenerativa

Escribir un comentario