Descubrir nuevos exoplanetas siempre una buena noticia para la astronomía, pero el sistema que este par de adolescentes ayudó a identificar se destaca incluso por encima de los hallazgos tradicionales. La investigación que respalda el descubrimiento se publicó en The Astronomical Journal y se ha vuelto noticia no solo por su relevancia científica, sino por la participación de dos coautores muy particulares.

Jasmine Wright, de 18 años, y estudiante de la Bedford High School en Bedford, Massachusetts, junto a Kartik Pinglé, de 16 años, de la Cambridge Rindge and Latin School en Boston fueron el par de adolescentes que figuró como coautores de este estudio que ya ha sido revisado y aprobado por pares.

El par de estudiantes, que aún no se han graduado de secundaria, fueron parte de un programa especial destinado a conectar a las mentes jóvenes con el mundo profesional de la ciencia. Ahora, como una muestra de los frutos que iniciativas como estas pueden dar, nos encontramos con este nuevo hallazgo que le ofrece a la astronomía una oportunidad única para la realización de futuras investigaciones.

El programa de Mentores de Investigación

Específicamente, el nombre completo de la iniciativa que ha hecho todo esto posible es Programa de Mentores de Investigación para Estudiantes en el Centro de Astrofísica, Harvard y Smithsonian Institute. Para este caso, Wright y Pinglé estuvieron bajo la supervisión de Tansu Daylan, del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT.

El par de estudiantes participó, bajo la guía de Daylan, en una investigación dentro de la que colaboraron más de 60 investigadores más. Al final, fue gracias al trabajo conjunto de cada individuo que los adolescentes terminaron por ayudar a descubrir uno de los sistemas de exoplanetas más interesantes hasta la fecha.

Para poder realizar esto, el equipo trabajó con los datos obtenidos de la misión Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS) llevada a cabo por la NASA. Además, utilizando el telescopio europeo CHEOPS (CHaracterising ExOPlanet Satellite), parte del equipo corroboró los la información inicial y fue capaz de ubicar la presencia del cuarteto de nuevos exoplanetas.

Los adolescentes ayudaron a descubrir todo un nuevo sistema de cuatro exoplanetas

Según reporta el estudio, el sistema de exoplanetas que el equipo y los adolescentes acaban de descubrir se debe encontrar a unos 200 años luz de la Tierra. Para poder ubicarlo, el equipo invirtió dos meses en la revisión de los datos con TESS y CHEOPS.

Al final de su búsqueda, se identificó no solo uno sino cuatro nuevos exoplanetas. Al cuarteto recién descubierto de lo nombró como HD 108236 B, C, D y E.

Como si fuera poco, estos no fueron ocurrencias separadas en el espacio, sino que se encontraban todos orbitando una misma estrella. Una que, además, mostró grandes similitudes con nuestro propio Sol.

Ya se conocen muchos sistemas de exoplanetas, ¿qué hace a este diferente?

Acumulación de variados diseños de exoplanetas sobre un fondo negro que imita al espacio.
Crédito: Jack Madden/Universidad de Cornell.

Ahora, encontrar exoplanetas en el espacio no en por sí solo un evento inédito. De hecho, a pesar de que cada descubrimiento llena de emoción a los científicos, la aparición de este sistema tiene una importancia particular.

En primer lugar, como destaca Dalyan, “esta es la estrella similar al Sol más brillante que alberga más de tres planetas que cruzan nuestra línea de visión”. En otras palabras, se trata de un sistema de más de tres exoplanetas, lo que lo hace poco común. Asimismo, el astro que orbitan es tan parecido al Sol que se puede estudiar a la totalidad del sistema como un par de nuestro propio sistema solar.

Como si esto fuera poco, el sistema de exoplanetas que los adolescentes ayudaron a descubrir también ofrece facilidades para su estudio. Esto debido a que, debido a la intensidad de la luz emitida por su estrella, se hace perfectamente visible el paso de los planetas frente a ella cuando realizan su órbita. Como consecuencia, los científicos podrán recolectar datos sobre estos procesos con mucha más facilidad.

¿Y ahora?

Por los momentos, Pinglé todavía debe enfocarse en culminar la secundaria, pero dice estar interesado en estudiar astrofísica en la universidad en el futuro. Por su parte, Wright se encuentra en su último año. Debido a esto, ya ha recibido su aceptación a la Universidad de Edimburgo, también para estudiar astrofísica.

Asimismo, la adolescente ha participado en charlas para distintos colegios en Lexintong. Sumado a esto, ha hecho apariciones entre los grupos de “Niñas exploradoras”, de entre 7 y 8 años, interesadas en la ingeniería y la astronomía.

El camino de ambos apenas está iniciando, pero han dado un gran primer paso para unirse oficialmente al mundo de la ciencia en el futuro. Además, su historia servirá para para marcar la pauta en el futuro. Gracias a esto, podrán dar el ejemplo a otros niños y adolescentes que también estén interesados en el mundo de la ciencia.

Referencia:

TESS Discovery of a Super-Earth and Three Sub-Neptunes Hosted by the Bright, Sun-like Star HD 108236: https://iopscience.iop.org/article/10.3847/1538-3881/abd73e

Lea también:

¿Los exoplanetas más pequeños podrían ser habitables?

Escribir un comentario