Personas en un muelle visualizando un yate
Créditos: Reuters

En un intento por reducir el calentamiento global y preservar la vida de nuestro planeta, muchas empresas se han comprometido a llegar a carbono cero para el 2030. En vista de ello, los dirigentes de estas compañías impulsan campañas de concienciación y desarrollan nuevas tecnologías. Sin embargo, un estudio reciente revela que el estilo de vida de los multimillonarios deja una huella de carbono significativa en el medio ambiente, pero ¿cómo influyen?

Antes de responder a esa pregunta es importante que conozcas que un multimillonario puede generar una huella de carbono 500 veces más alta que una persona común y corriente. Realmente es sorprendente.

Entonces, ¿a qué se debe que los multimillonarios tengan una huella  de carbono más grande?

Huella de un pie estampada con el símbolo CO2

Sencillamente se debe a su riqueza, y a las grandes adquisiciones que pueden realizar a través de ella. Hablamos de mansiones, jets privados… yates y automóviles, los cuales generan elevadas cantidades de gases de efecto invernadero.

Para explicar cómo impactan los multimillonarios al medio ambiente, los investigadores tomaron una muestra representativa equivalente 20 personas de las 2.095 que conforman la lista Forbes 2020.

En el proceso, se revisaron “registros públicos para documentar las casas, vehículos, aviones y yates de multimillonarios”, siguiendo los estatutos de la Administración de Información Energética y la Huella de Carbono de EE. UU. para determinar las emisiones anuales de dióxido de carbono que son enviadas a la atmósfera.

En el 2018, los multimillonarios generaron 8.190 toneladas de CO2

El estudio arrojó que la muestra representativa compuesta por 20 multimillonarios generó 8.190 toneladas de CO2 en 2018. Sin embargo, algunos influyeron en mayor medida que otros.

Por ejemplo, Roman Abramovich, el dueño de los titulares del Chelsea Football Club de Londres, generó como mínimo 33.859 toneladas métricas de CO2. Siendo el mayor contaminador de la lista, y es que cómo no hacerlo si es poseedor de un superyate de 162.5 metros de largo, un jet Gulfstream G650. Incluso, cuenta con dos helicópteros, un submarino y tiene muchas casas en diferentes países.

Avión sobrevolando sobre unos edificios

Por otro lado, tenemos a Bill Gates, quién deja una huella de 7.493 toneladas métricas de carbono. Esto debido principalmente al uso de jets privados. De igual forma, nos topamos con Elon Musk, el cual deja una huella equivalente a 2.084 toneladas de CO2 en 2018.

En contraste, de estos tres magnates Musk es un ejemplo a seguir, puesto que a pesar de ser la segunda persona más rica del mundo se preocupa por preservar el planeta y reducir en la medida de lo posible la emisión de carbono. Aunque su huella es mucho más alta que la de un ciudadano común, el cual genera aproximadamente 5 toneladas de CO2.

Lea también:

Elon Musk premiará con 100 millones de dólares tecnologías de eliminación de carbono