Representación de estrellas dobles, una amarilla y otra azul, una junto a otra en el espacio.
Vía WallpaperSafari.

Los secretos que el espacio nos oculta nunca fallan en despertar nuestra curiosidad. De allí que, durante décadas, la humanidad se haya dedicado a intentar revelarlos. Ahora, un nuevo descubrimiento nos ha traído perspectivas frescas sobre nuestra galaxia y las estrellas dobles que circundan a la Tierra.

Como ya se sabe, los sistemas solares, tal como el nuestro, pueden estar compuestos por una sola estrella central. Sin embargo, esto no implica que no puedan existir otras distribuciones. Por ejemplo, también pueden tener lo que se conoce como un sistema binario, en el que dos estrellas se encuentran como en centro de la órbita de los planetas. Incluso, descubrimientos recientes han revelado la existencia de sistemas con hasta tres astros.

Hasta la fecha, se habían visto a estos elementos como ocurrencias particulares en nuestra galaxia. Pero, con los nuevos descubrimientos publicados por el Monthly Notices of the Royal Astronomical Society esta perspectiva podría cambiar. Sobre todo si notamos que, según sus resultados, tan solo los alrededores de la Tierra han de contener más de 1 millón de pares de estrellas dobles.

Las estrellas dobles están en más de la mitad de nuestra galaxia

El descubrimiento realizado y publicado por el equipo de Kareem El-Badry, Hans-Walter Rix y Tyler M Heintz mostró la cantidad de estrellas dobles en las cercanías de la Tierra. De hecho, el más de millón de pares que se ubicaron, estaban tan solo en los 3 mil años luz circundantes a nuestro planeta.

Esto implica que, en realidad, existen muchas más estrellas binarias de las que se contaron en esta investigación. De hecho, se considera que estas deben representar al menos la mitad del total de estrellas similares al Sol en la Vía Láctea. Una que, cabe destacar tiene un diámetro de más de 100 mil años luz.

El nuevo mapa 3D nos muestra las estrellas dobles en nuestra galaxia

La investigación dirigida por El-Badry, de la Universidad de California, Berkeley (UC Berkeley), estudió en la galaxia a un tipo particular de estrellas dobles conocidas como “binarios anchos”. Estos sistemas suelen tener estrellas separadas por al menos un equivalente a diez veces la distancia entre la Tierra y el Sol, unos 10 AU.

Para poder crear su mapa 3D, El-Badry y sus colegas del Instituto Max Planck de Astronomía y la Universidad de Boston utilizaron los datos del telescopio espacial Gaia, de la Agencia Espacial Europea. Gracias a Gaia, que orbita en el espacio entre la Tierra y el Sol, se pudieron identificar 1,3 millones de estrellas “binarias anchas”. Todas estas se encontraban en el radio de 3 mil años luz que rodea a la Tierra. Esto ya que el telescopio no puede registrar nada más allá de esta distancia.

¿Cómo lograron detectar a los binarios anchos?

Técnicamente, gracias al uso de espectrómetros, la ubicación de binarios anchos es relativamente sencilla. Sobre todo porque estos se pueden distinguir como dos puntos de luz separados en la imagen. Algo que no pasa con estrellas dobles más cercanas en la galaxia, que se ven como si fueran una sola. Sin embargo, las limitaciones de alcance de Gaia terminaron por condicionar el censo realizado por los investigadores.

¿Todos los sistemas de estrellas dobles son iguales?

No, en realidad, las 1,3 millones de estrellas dobles detectadas en las cercanías de la galaxia varían en su composición. Según los datos, uno de los tipos de estrellas más comunes en estos dúos fueron las enanas blancas. Estas, básicamente, son los “cuerpos” de las estrellas moribundas.

Según los datos, al menos 14 de las parejas encontradas tenían un par de enanas blancas juntas. Por otro lado, otros 16 mil sistemas también tenían enanas blancas, pero estaban unidas con algún otro tipo de estrella.

No obstante, en la gran mayoría de los casos, la población que predominó fueron las estrellas de secuencia principal. Es decir, aquellos astros que aún están en las etapas iniciales de su existencia.

Tendencia a la simetría

Otro punto digno a destacar es que, a pesar de que las estrellas dobles en la galaxia no estén conformadas por el mismo tipo de astros, estos sí suelen tener una cantidad de masa similar. De hecho, El-Badry incluso destaca que fueron abundantes los casos en los que se toparon con binarias “gemelas idénticas” con porcentajes de masa casi iguales.

“Esto no se esperaba, ya que la teoría convencional de formación de estrellas predice que a estas distancias, las dos estrellas se forman básicamente de forma independiente, por lo que sus masas no deberían estar fuertemente correlacionadas”, comentó El-Badry.

Este fenómeno se mantuvo tanto en los binarios más cercanos, como entre las más lejanas entre sí. Por este motivo, El-Badry plantea una posible nueva teoría de la formación de estos cuerpos en el que ambos nacieron en una misma área y poco a poco se fueron separando. Algo que va en contra de la teoría actual, que plantea que ambos cuerpos se formaron independientemente.

Por ahora, las observaciones de El-Badry no son suficientes como para sustentar una nueva teoría. Sin embargo, sí pueden actuar como el impulso de nuevas investigaciones que, eventualmente, le den nacimiento a esta.

Referencia:

A million binaries from Gaia eDR3: sample selection and validation of Gaia parallax uncertainties: https://doi.org/10.1093/mnras/stab323

Lea también:

Alerta de descubrimiento: NASA confirma un planeta que existe alrededor de tres estrellas