Pantalla de un teléfono con el logo de Clubhouse

A medida que aumenta la popularidad de Clubhouse crece la polémica a su alrededor. Desde hace días se viene hablando de esta aplicación y de sus innovadoras características que la distinguen de otras plataformas sociales. Hablamos de una app exclusiva de iOS a la cual solo puedes acceder si eres invitado. Aunado a ello, puedes interactuar con personas comunes y celebridades dentro de una misma sala bajo el formato de conversaciones efímeras.

Este formato brinda privacidad y confianza a los participantes de los paneles para que puedan debatir abiertamente sobre cualquier tema. Esta particularidad ha llamado la atención de otros desarrolladores interesados en crear aplicaciones similares para sistemas operativos como Android.

Sin embargo, informes recientes revelan que en el proceso de realizar ingeniería inversa a la aplicación, los desarrolladores se han topado con problemas de privacidad en la aplicación. Lo que significa que las salas no son tan íntimas ni efímeras como aparentan.

Desvían audio de Clubhouse a un sitio web de terceros

Persona sosteniendo un móvil
Usuario infringió políticas de Clubhouse y logró desviar audios de una sala.

Un informe publicado por Bloomberg indica que un usuario logró desviar un audio de una sala de Clubhouse a un sitio web de terceros. Esto le causó la expulsión de la plataforma, puesto que violó la norma que dicta que se prohíbe almacenar, distribuir o compartir el contenido fuera de esta red.

Pero, ¿cómo logró ejecutar esta acción? Al parecer, el usuario “construyó su propio sistema en torno al kit de herramientas de JavaScript utilizado para compilar la aplicación Clubhouse”.

La distribución de este audio no solo afecta la reputación de Clubhouse, deja claro que las salas de la plataforma son públicas. Una situación realmente alarmante, incluso podría ocasionar que las personas abandonen la red, ¿no crees?

Presencia de usuarios fantasmas en las salas de Clubhouse

Esculturas de personas escuchado detrás de una pared
Usuarios espías pueden participar en una sala de Clubhouse sin que se note su presencia

En Clubhouse no solo se pueden compartir audios a terceros, también pueden haber usuarios fantasmas en las salas de Clubhouse. Esto significa que podrían espiar las conversaciones sin que demás participantes noten su presencia. Aparentemente, esta situación está relacionada directamente con el proveedor de servicios Agora.

Ante la problemática con este proveedor podría haber una “desconexión entre Clubhouse y Agora”. Sin embargo, el contenido de la sala podría comprometerse. Tal como explica TechCrunch, aun estando inactivo, Clubhouse administra perfiles, mientras que Agora permanece activo transmitiendo datos de audio. “Es por eso que los usuarios pueden seguir escuchando a escondidas en una sala sin que se muestre su perfil a los participantes de la sala”.

Ante esta situación, es claro que Clubhouse tiene mucho trabajo que realizar en pro de corregir las vulnerabilidades de la plataforma.

Lea también:

China vs. Clubhouse: Cuando la libertad de expresión no es una opción