Las acusaciones de Evan Rachel Wood, y otras mujeres, en contra de Marilyn Manson por violencia doméstica toman un nuevo giro al llegar a las manos del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles.

Así como lo ha anunciado Variety, de acuerdo al correo que recibieron por parte del Departamento, el caso de Wood v. Manson está en manos de la Oficina de Víctimas Especiales.

En su documento explican que están investigando el caso, ya que los incidentes ocurrieron entre 2009 y 2011, cuando el Sr. Brian Warner (nombre real de Manson) vivía en West Hollywood.

Toda esta historia vio sus inicios hace dos semanas, cuando Wood utilizó su cuenta de Instagram para “exponer a este hombre peligroso” y hacer un llamado a “las muchas industrias antes de que arruine más vidas”.

De acuerdo a los alegatos de Wood, Manson “abusó horriblemente” de ella por todos los años que sostuvieron una relación. “Estoy con las muchas víctimas que ya no guardarán silencio”, aseguró la actriz.

Horas luego de la publicación de la estrella de ‘Westworld’, Loma Vista Recordings sacó a Manson de su sello discográfico.

En su comunicado, la compañía aseguró que son inquietantes las acusaciones que salieron a la luz, por lo que dejarán de promover su álbum actual, “con efecto inmediato”. “Debido a estos desarrollos preocupantes, también hemos decidido no trabajar con Marilyn Manson en ningún proyecto futuro”, agregaron.

Por su parte, Manson respondió a las acusaciones asegurando que sus relaciones íntimas con sus parejas “siempre han sido totalmente consensuadas”, y que, independientemente de cómo y por qué ahora “otros tergiversen el pasado”, “esa es la verdad”.

El caso de Wood v. Manson podría llegar a manos del FBI, ya que, la senadora estatal de California, Susan Rubio le ha escrito al director de la organización pidiéndole que investigue las acusaciones contra el cantante.

Esta no es la primera vez que vemos como una acusación de violencia doméstica perjudica la carrera de un miembro de la industria del entretenimiento. Recordemos el caso Amber Heard v. Johnny Depp, el cual resultó en la renuncia “voluntaria” del actor de la franquicia de ‘Fantastic Beasts’ y su nula participación en futuras producciones de Warner Bros.

Lee también:

Warner Bros. pide a Johnny Depp renunciar a su rol de Grindelwald en ‘Fantastic Beasts’ por sentencia legal