Dos ejecutivos inmobiliarios, que son hombres blancos, se dan la mano al lado de una maqueta de una casa, representando la falta de diversidad en el mundo de los bienes raíces.
Vía dreamstime.

La diversidad es un tema que poco a poco está recibiendo la importancia que se merece, pero aún vemos campos, como el de los ejecutivos inmobiliarios, hasta los cuales parece no haber llegado aún. En investigaciones realizadas tanto durante el 2017 como durante el 2020, por dos equipos distintos, fue posible notar que esta situación se ha mantenido durante años.

En la actualidad, la sociedad está realizando cambios, como por ejemplo hacer necesaria la diversidad en los premios Oscar. Sin embargo, no todos aún han aprendido cómo fomentar sanamente la diversidad –mientras que otros ni siquiera han comenzado a aprender–. De acá la necesidad no solo de resaltar el problema sino de comenzar a ofrecer soluciones que áreas como el sector de los bienes raíces puedan integrar a su cultura.

El sector inmobiliario está atrasado cuando hablamos de diversidad

Es debido a la situación ya mencionada que vemos cómo la representación laboral es limitada en el mundo de los bienes raíces. La diversidad de los ejecutivos inmobiliarios queda fuera de la mesa cuando vemos que el 75% de estos son hombres blancos, o menos de un tercio son mujeres, según recalcó la investigación del 2020.

Por su parte, el estudio del 2017 también reveló un porcentaje mínimo (solo 2%) de hombres de color en puestos de alto rango o “nivel C” en el campo inmobiliario. Como si fuera poco, las propias experiencias de quienes forman parte de este mundo nos pueden corroborar la situación,

Como un ejemplo de esto, tenemos a Ken McIntyre, actual CEO del Real Estate Executive Council (REEC). Este es básicamente un conglomerado creado entre ejecutivos inmobiliarios de color para fomentar los proyectos de favorezcan la diversidad en los bienes raíces.

Según el propio testimonio de McIntyre, cuando comenzó a trabajar en el sector inmobiliario, 30 años atrás, le era casi imposible encontrarse con otro hombre de color entre los ejecutivos. En tres décadas, la situación ha mejorado, pero muy poco.

Todo esto debido a la alta resistencia que ha tenido el mundo de los bienes raíces a aceptar dentro de sus filas a actores más diversos y alejados de la típica figura del hombre blanco. De allí que McIntyre viera la necesidad de llevar sus esfuerzos más allá.

Programa ‘Socios de la diversidad’

Debido a su determinación para aumentar la diversidad entre los ejecutivos inmobiliarios, McIntyre desarrolló el programa ‘Socios de la diversidad’, promovido por REEC. Dentro de este, lo que se busca es fomentar que cada una de las compañías, empresas y conglomerados aliados se planteen metas de diversificación para obtener valores mejores que los que poseen en la actualidad.

Para este momento, el proyecto apenas empieza, pero ya cuenta con socios notorios. Por ejemplo, McIntyre logró concretar la participación de inmobiliarias globales como Ferguson Partners y Nuveen, y de asociaciones de desarrollo de bienes raíces comerciales como NAIOP.

 “(…) si podemos lograr que todas las empresas establezcan metas que estén por encima de donde están hoy, entonces, colectivamente, veremos un cambio agregado verdaderamente masivo”, concluyó McIntyre.

Ventajas de fomentar la diversidad entre los ejecutivos inmobiliarios

Para McIntyre, el permitir que la biodiversidad permee con más profundidad en el mundo de los ejecutivos inmobiliarios sería un beneficio para todas las partes involucradas. Como sabemos, los bienes raíces se manejan en las comunidades y cada una de estas tiene sus propios deseos y necesidades.

En estos momentos, la mayoría de los ejecutivos de este sector se manejan con una única meta en mente: el beneficio económico. Debido a esto, las comunidades pueden verse perjudicadas cuando el desarrollo urbano no va de la mano con lo que estas realmente necesitan.

El poder incluir a un personal más diverso entre quienes toman las decisiones permitiría tener un abanico más amplio de perspectiva. Como resultado, es posible también que fuera más fácil que los ejecutivos de bienes raíces concretaran proyectos integrales. Es decir, que no solo vayan de la mano con sus intereses económicos, sino que también beneficien a la comunidad.

Referencias:

2020 CREW Network Benchmark Study: Gender and Diversity in Commercial Real Estate: https://crewnetwork.org/about/resources/industry-research/gender-and-diversity-in-commercial-real-estate-202

Real Estate Has a Diversity Problem. Will This Moment Lead to Real Change? (2017) https://www.cpexecutive.com/post/keeping-the-momentum-furthering-diversity-in-cre/

Lea también:

Millennials venden sus ahorros en criptomonedas para invertir en bienes raíces