Niña enferma en cama de hospital.
Crédito: monkeybusinessimages. Vía Getty Images/iStockphoto.

Las enfermedades de inflamación intestinal, como sabemos, son particularmente graves en infantes. Esto debido a que, si son graves, pueden incluso interrumpir su crecimiento sano. De allí que una nueva posible terapia con la que tratar la enfermedad de Crohn en niños esté siendo recibida con los brazos abiertos.

Los autores de la reciente propuesta pertenecen al Instituto de Investigación Infantil Stanley Manne que forma parte del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie, en Chicago. La investigación se publicó en su totalidad en Advanced Therapeutics.

Gracias a esta, la medicina podría contar ahora con una nueva alternativa para tratar la condición en niños pequeños. Una que, sobra decir, hasta ahora no tiene una verdadera cura.

Sobre la enfermedad de Crohn

Básicamente, la enfermedad de Crohn puede resumirse como un problema intestinal inflamatorio que se da en el recubrimiento del tracto digestivo. Cuando hace presencia, este se manifiesta con síntomas que van desde el sangrado, el dolor abdominal, la diarrea intensa y la fatiga a la pérdida de peso y hasta desnutrición.

Como ya mencionamos, esta enfermedad no tiene cura, pero en la actualidad se manejan diversas terapias para hacerle frente. En los casos más leves, se trabaja con esteroides inmunodepresores; mientras que en los más graves es necesario recurrir a una o varias cirugías.

Durante estas, el tejido lacerado del intestino se remueve, para eliminar por completo la fuente de malestar. Sin embargo, ni siquiera esto asegura que los pacientes no vuelvan a sufrir otra recaída de la enfermedad más adelante en sus vidas. De allí la necesidad de encontrar una nueva terapia que dé mejores resultados a la hora de tratar a niños con Crohn.

Esta nueva terapia se muestra prometedora contra la enfermedad de Crohn en niños

Para esta oportunidad, se ha apostado por el uso de las nanomoléculas para atacar la enfermedad inflamatoria del intestino. Debido a su pequeño tamaño, estas pueden dirigirse directamente a la zona afectada, actuando sobre ella para evitar el avance de la inflamación y, en ocasiones, incluso disminuyendo el tamaño de la laceración.

Específicamente, estas nanomoléculas son capaces de tener este efecto gracias a que transportan una pequeña porción de una proteína. Esta se identifica como un péptido antiinflamatorio y es la responsable de que la nueva terapia contra el Crohn en niños se vea tan prometedora.

Por los momentos, esta idea solo se ha probado en un modelo de investigación animal, con roedores. Sin embargo, se trataron casos graves de la enfermedad de Crohn, por lo que al menos se intuye un alto nivel de efectividad en esta nueva nanoterapia.

Mejores resultados y menos riesgos

Según los investigadores, la utilización de la nueva terapia para tratar la enfermedad de Crohn en niños tiene dos grandes ventajas. Por un lado, como dijimos, incluso parece ser capaz de disminuir el tamaño de la inflamación, lo que implica que a largo plazo puede ayudar a rehabilitar los tejidos afectados.

Ahora, esto nos lleva a la segunda ventaja, cuando hablamos de la posibilidad de recuperar tejidos, también se pone sobre la mesa una disminución en la necesidad de realizar operaciones. Con esto, no será necesario extirpar de inmediato partes del intestino de los niños para evitar que sigan experimentando dolor.

Ahora, una terapia de nanomoléculas podrá ofrecer el mismo efecto de alivio, pero con muchos menos riesgos y de una forma notoriamente menos invasiva. Una que, según los autores, no solo podría servir para la enfermedad de Crohn sino también con otra pariente cercana: la colitis ulcerosa.

Referencia:

Self‐Assembling Nanofibers Inhibit Inflammation in a Murine Model of Crohn’s‐Disease‐Like Ileitis: https://doi.org/10.1002/adtp.202000274

Lea también:

La colitis ulcerosa puede tener su origen en la ausencia de estos microbios