La startup israelí Redefine Meat trabaja en una tecnología capaz de imprimir carne en 3D, un producto que puede revolucionar el sector alimenticio e impactar directamente la industria cárnica.

Hasta ahora, Redefine Meat se propone imprimir filetes enteros. “Hay una industria asombrosa de carne alternativa que se centra en la carne picada. Y de hecho, la industria de la carne está impulsada por los cortes de músculo entero. Bistecs, asados, cocción lenta, asar a la parrilla: todo lo que un animal puede hacer, lo queremos hacer igual o incluso mejor”, indicó Eshchar Ben-Shitrit, CEO de la compañía.

Redefine Meat trabaja en impresoras 3D de nivel industrial

El CEO de Redefine Meat ha indicado que la compañía trabaja en la creación de impresoras 3D de nivel industrial. Estas están dirigidas “a distribuidores de carne de todo el mundo y se convertirían en parte de la cadena de suministro de carne”.

Asimismo, agrega que para cumplir con este propósito han analizado “diferentes componentes que hacen esos hermosos cortes”. De los cuales han identificado como primordiales, “el músculo, la sangre y la grasa”. La startup considera que la imitación de estos tres elementos le permitirá lograr el bistec perfecto.

Cortes de carne

 

Para cumplir con ello, la receta de Redefine Meat se compone de proteínas de soja, guisantes, grasa de coco, aceite de girasol, entre otros ingredientes. Si bien la lista de ingredientes es secreta, la startup dice que la carne se compondrá de ingredientes veganos y de origen vegetal.

Las impresoras 3D de Redefine Meat prometen revolucionar la industria cárnica. Sin embargo, se desconoce el precio que tendrán estos equipos. Por ahora, la idea es mantener el precio de los cortes alternativos al igual que los tradicionales.

Una impresora 3D que reemplaza la cantidad de carne que produce una vaca

Redefine Meat confía en el poder de sus máquinas y que sean capaces de imprimir hasta 250 kilogramos en un solo día, puesto que la idea es reemplazar la cantidad que produciría una vaca.

Bistec asado

Este proyecto no solo busca formar un producto alimenticio delicioso e igual de nutritivo que la carne tradicional, también es una forma de ser amigable con el medio ambiente. Esto porque la ganadería es un agente contaminante y afecta significativamente al calentamiento global. De hecho, esta práctica genera emisiones de metano más dañinos y potentes que el dióxido de carbono.

Y a ti, ¿qué te ha parecido esta idea?

Escribir un comentario