Médico colocándose material de protección para atender pacientes con ébola.
Crédito: Hugues Robert/Sociedad Internacional MSF.

Las alarmas se han encendido en el territorio de Guinea luego de que recientes brotes de ébola forzaran al país a declarar una situación de epidemia. Para el momento, según lo ha informado Sakoba Keita, director general de la Agencia Nacional de Seguridad de Salud, el conteo de casos llega ya a siete y de estos, ya tres han fallecido.

Con estas cifras, aparentemente pequeñas, pero muy preocupantes, el país entero entra en emergencia con la intención de detener el brote antes de que se esparza. Para esto, tanto el sistema de salud de Guinea, como los países adyacentes y hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) se mantendrán en colaboración continua.

Inicia la epidemia de ébola en Guinea

Enfermeros y doctores con equipos de protección personal preparándose para atender pacientes con ébola.
Crédito: UNICEF/Naftalin.

El brote de ébola que ha desatado la epidemia en Guinea se avistó por primera vez este viernes. El anuncio llegó de la mano de un laboratorio de Guéckédou, colocado allí por la Unión Europea. Con este, se confirmó la presencia del virus del ébola en este territorio al oeste de África.

Debido a esto, inmediatamente Guinea declaró que el país se encontraba en una “situación epidémica” y que se tomarían las necesarias medidas de precaución.

¿Se repite el 2014?

No. Como respuesta a la situación, la OMS también hizo presencia con una declaración de uno de sus representantes en el país africano, Alfred George Ki-Zerbo:

“Vamos a desplegar rápidamente activos cruciales para ayudar a Guinea, que ya tiene una experiencia considerable [tratando el ébola]. El arsenal es más fuerte ahora y lo aprovecharemos para contener esta situación lo más rápido posible.

La OMS está en alerta máxima y está en contacto con el fabricante [de una vacuna] para garantizar que las dosis necesarias estén disponibles lo más rápido posible para ayudar a defenderse”.

Para estos momentos, el mundo ya conoce el virus del ébola, cómo funciona y de qué formas actúa. Por este motivo, también se han desarrollado métodos efectivos de contención y variadas vacunas que ayudan a aumentar la supervivencia hasta llegar al 90% de los casos. Gracias a esto, en la actualidad Guinea se encuentra en una mejor posición para actuar contra el brote y detenerlo prontamente.

¿Cómo pasó esto?

Según Keita, en enero de este año hubo un fallecimiento cuya causa se asoció con el ébola. Luego del entierro, que se dio cerca de la frontera con Liberia, varios de los asistentes al funeral comenzaron a mostrar síntomas relacionados con el ébola (diarrea, vómito, sagrado y fiebre).

Cada uno de estos síntomas se presentaron solo unos días después del funeral. Por ende, el foco de la actual epidemia de ébola en Guinea pudo haber sido este evento.

¿Qué será del futuro de Guinea con esta nueva epidemia de ébola?

Con el anuncio del inicio de la epidemia de ébola en Guinea, se marca la primera aparición de la enfermedad en el oeste de África desde el gran brote que hubo entre el 2014 y el 2016. Debido a esto, se desatan nuevas preocupaciones con respecto a la enfermedad y qué tan controlada está.

No obstante, por lo menos la historia pone en buena luz las capacidades de contención de los últimos años. Sobre todo si vemos como ejemplo la reciente epidemia de ébola en El Congo que, gracias a las acciones rápidas nacionales e internacionales, pudo marcarse como finalizada a mediados del 2020 por la OMS.