Facebook creará una nueva plataforma de audio para competir con Clubhouse

Clubhouse es la red social de moda en este momento. La aplicación permite abrir salas de debate con notas de voz, un concepto innovador en la industria. El mundo de las plataformas por momentos parece estar saturado y las grandes compañías quieren hacer que el círculo de competidores sea mínimo. Facebook se encuentra desarrollando su propia red social de audio, una idea similar a la de Clubhouse. 

Aunque de momento se desconocen los detalles de esta plataforma, se puede esperar que contenga las mismas características que Clubhouse, es decir, una red social sin videos, textos ni imágenes, solo sonido. La red social de Paul Davison y Rohan Seth ya se encuentra valorada en 1.000 millones de dólares.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, alabó a Clubhouse por ser un avance para la realidad virtual y aumentada. 

La empresa de Zuckerberg, dueña también de Instagram y Whatsapp, ya se ha visto envuelta en una serie de polémicas con otras redes sociales. Las principales denuncias contra Facebook afirman que la red social toma ideas de otras plataformas que no pueden comprar para implementarlas. 

Facebook sigue en la mira por denuncias sobre copias de opciones.

Las claves del éxito de Clubhouse

Además de ser una plataforma fresca, donde el sonido reina, Clubhouse ofrece esa exclusividad que cualquier usuario quiere. La aplicación solo está disponible para teléfonos con sistema operativos iOS y se puede crear una cuenta con la invitación de otro usuario. 

El auge de los podcasts durante la pandemia de la COVID-19 también ha reforzado a la plataforma. La cercanía que ofrece, al dedicarse a las notas de voz, representa una manera de romper con seguridad el distanciamiento social. 

A finales de enero del 2021, con más de 2 millones de usuarios, la plataforma celebra tener en sus filas a artistas, comediantes, cantantes, atletas, empresarios y otros que ofrecen pláticas interesantes para los usuarios. 

Personalidades como Elon Musk, Oprah y Jared Leto han dado a Clubhouse la idea de que se puede conversar con cualquier persona. 

Una vida de críticas por posibles copias

Las denuncias contra Facebook y las demás plataformas de la familia no son recientes. El botón “Me gusta” ha sido uno de los implementos más importantes en el mundo digital. Aunque la empresa de Zuckerberg afirma que es una idea original del 2007, teorías señalan que la extinta red social FriendFeed tenía la opción un año antes. 

Una de las polémicas más sonadas ha sido la de Instagram y Snapchat. Según expertos, Facebook tenía intenciones de comprar la compañía del fantasma amarillo pero nunca se concretó. A raíz de eso, se implementaron las historias en Instagram y posteriormente en Whatsapp. Si bien es cierto que Twitter también implementó una opción similar, Facebook hizo que Snapchat perdiera su elemento diferenciador y popularidad. 

Antes de competir con Clubhouse, en 2020 Facebook vio como un nuevo competidor escalaba posiciones. TikTok llegó para una nueva generación que llenó la plataforma en pocos meses, pero Facebook no se iba a quedar atras. Los Reels fueron la respuesta a los videos cortos de TikTok, con las mismas características.

A la par de su plataforma de voz, Facebook también estaría trabajando en un Feed vertical para las historias, muy similar a la de TikTok. 

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, en juicio.

Los problemas judiciales de Facebook 

Aunque el poder de Facebook es innegable, también ha sido blanco de varios procesos judiciales. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) comenzó acciones legales contra Zuckerberg por supuestas prácticas monopolísticas. 

Las compras de Instagram y Whatsapp, dos plataformas con millones de usuarios, fueron denunciadas por “reprimir el crecimiento de sus seguidores”. El proceso puede causar que se reviertan las compras. 

En la investigación se descubrió un correo de Zuckerberg en el que habla con su equipo sobre las adquisiciones importantes para “neutralizar a los rivales”. 

Facebook respondió a las acusaciones de la FTC en un comunicado. En el escrito la compañía critica que el proceso se realice años después de las compras y que el Gobierno de los Estados Unidos no tiene en cuenta el “impacto” que sería revertir las adquisiciones. 

El 2021 parece ser un año complicado para Facebook, a pesar de esto siguen en pie varios proyectos que ponen en duda la autenticidad de la compañía.