Logo de SpaceX
Vía: Teslarati

Meses después de haber lanzado la beta privada de Starlink para un grupo de usuarios selectos, SpaceX ha abierto pedidos anticipados para llevar su proyecto de Internet satelital a usuarios de todo el mundo.

Durante las pruebas privadas los usuarios pudieron disfrutar la experiencia de navegar usando Internet Satelital. Tras el ensayo, algunos usuarios reportaron interrupciones leves en la conexión, pero aceptables, nada de qué preocuparse.

Tras haberse lanzado a 10 mil usuarios, el servicio de Starlink parece estar dando frutos y acercándose a un lanzamiento público. Sin embargo, “las suscripciones están parcialmente restringidas y los pedidos pueden tardar meses”.

Este retraso se debería a las layes regulatorias de los países donde SpaceX pretenda operar. Por el momento, la empresa que dirige Elon Musk tiene licencia para distribuir el servicio de Starlink en Estados Unidos y Canadá. Asimismo, la compañía se está esforzando por obtener licencias en México, Alemania, Francia, Argentina, Chile, entre otros muchos más países.

Pagar la suscripción al servicio de Internet satelital “no garantiza el servicio”

SpaceX está permitiendo que usuarios de todo el mundo se suscriban al servicio. Incluso, que cancelen un depósito inicial de 99 dólares. Esta suscripción le brinda la oportunidad de obtener “una fecha de cobertura objetivo de 2021 o 2022”, dependiendo de su ubicación y disponibilidad de cancelar con tarjeta de crédito.

Antena
Pagar la suscripción no garantiza el servicio de Starlink

Aunado a ello, el kit Starlink tiene un costo de 499 dólares. El paquete incluye un “enrutador WiFi, un plato”, así como cargos extras por “envío e impuestos”.  No obstante, ni la suscripción ni la compra del kit garantiza el servicio. De hecho, el pago es reembolsable y puede tardar meses en llegar. ¿Esperarías tanto tiempo por este servicio?

El servicio de Starlink se ofrecerá por igual al “mismo precio en todos los países. La única diferencia debe ser los impuestos y el envío”, indicó Elon Musk vía Twitter en respuesta a un usuario que creía lo contrario.

Musk ha agregado que el proyecto sigue siendo difícil, llevarlo a cabo es una ardua tarea. Esto debido a que deben terminar de ensamblar su constelación de satélites “para que Starlink sea financieramente viable”.