Cuando atravesamos momentos difíciles, la unión familiar puede ser de vital importancia para enfrentar la angustia y seguir adelante. Sin embargo, un nuevo estudio revela que el papel de estos lazos también puede ser contraproducente, pues también puede propagar el sufrimiento entre los miembros de la familia.

Las personas que más sufrieron durante la dictadura albanesa

Los investigadores de la Universidad de Nottingham Trent (NTU) exploraron en las estrategias que implementaron individuos que vivieron la dictadura albanesa, ocurrida entre 1945 y 1991 para continuar con sus vidas a pesar de la crisis. Para ello, seleccionaron a aquellas personas que sufrieron más durante dicho período, como las que fueron encarceladas, torturadas, internadas, o que perdieron a familiares cercanos.

Los psicólogos sociales a cargo del estudio prefirieron estos perfiles porque experimentaron niveles elevados de angustia e incertidumbre durante décadas. Estos constituyen un grupo ideal para estudiar las estrategias de afrontación efectivas al haber sobrevivido la dictadura.

Los lazos familiares fomentaron la resiliencia y la autoestima durante la crisis

Curiosamente, la unión familiar fue un factor clave en el éxito de estas personas al tener que enfrentar momentos tan difíciles durante largos períodos. Un sentido de pertenencia arraigado dentro de la familia permitió a las víctimas lidiar mejor con sentimientos como la incertidumbre, los ayudó a desarrollar resiliencia y mantener su autoestima.

Los investigadores observaron el efecto en ejemplos típicos, como parientes ayudando a otros a sobrellevar el sufrimiento por el maltrato de parte de las autoridades y otras comunidades durante la dictadura. Ante tanto rechazo, la sensación de pertenecer a un lugar, ayudó a los participantes a sentirse orgullosos y levantar su moral en medio de un escenario tan fragmentado.

“El principal hallazgo de esta investigación es que la unión familiar pueden ayudarnos a dar sentido, vivir y finalmente superar los desafíos de los momentos difíciles”, dijo la Dra. Blerina Kellezi, Profesora Asociada de Psicología Social y del Trauma en la Facultad de Ciencias Sociales de la NTU.

Estos beneficios se mantuvieron y transmitieron de generación en generación. Fue por ello que incluso aquellos que no vivieron la dictadura en carne propia seguían sintiendo orgullo de la resistencia de sus antepasados ante la adversidad.

El lado negativo de la unión familiar en los momentos difíciles

Si bien la unión familiar es vista como la estrategia clave y más admirada por la sociedad para lidiar con los momentos difíciles, esta también puede tener efectos negativos dignos de consideración. Y es que, según los hallazgos de esta investigación, los lazos distribuyeron la carga de sufrimiento entre los miembros de la familia, e incluso a través de las generaciones.

Los supervivientes y sus descendientes mantuvieron la inconformidad y el rencor por la crisis que experimentaron, sentimientos que transmitieron también a los que vivieron muchos años después. En pocas palabras, la unión familiar ayuda a enfrentar los momentos difíciles, pero también genera una herencia de preocupación y malestar que reciben incluso las siguientes generaciones.

Los beneficios de la unión familiar superan su lado negativo

“La investigación revela que el apoyo familiar es un arma de doble filo, ya que apoyarse unos a otros en tiempos difíciles puede generar sufrimiento colectivo”, reconoce la investigadora a cargo.

“No obstante, es probable que los beneficios del apoyo colectivo superen esta carga e incluso permitan que las familias emergen del trauma sintiéndose más fuertes y resistentes que antes”.

Aunque lo que vivieron los participantes de este estudio probablemente ni se acerque a la situación de crisis actual que vive la humanidad, el hallazgo es digno de consideración. La pandemia de COVID-19 nos ha recordado la importancia de la interacción con otras personas, así como de luchar contra las desigualdades.

Este estudio nos deja evidencia de que la unión familiar puede ser una herramienta crucial para lidiar con el confinamiento y los momentos difíciles, aún cuando ello implique que el sentimiento se propague un poco entre nuestros cercanos.

Referencia:

Strong family bonds can both help and hinder recovery from extreme life events. https://www.ntu.ac.uk/about-us/news/news-articles/2021/02/strong-family-bonds-can-both-help-and-hinder-recovery-from-extreme-life-events

Escribir un comentario