Personal médico con traje y guantes aplicando una dosis de vacuna contra COVID-19 a paciente con mascarilla.

Como informamos la semana pasada, los hallazgos preliminares de una serie de ensayos sugirieron que la vacuna contra COVID-19 desarrollada por la asociación Universidad de Oxford-AstraZeneca es más efectiva retrasando la segunda dosis.

Ahora, en medio de un panorama de descontento por los retrasos de las próximas entregas, conviene explorar bien las pautas detrás de la efectividad del medicamento a fin de mejorar las estrategias de distribución actuales.

El lado positivo de los retrasos en las entregas

La vacuna de Oxford-AstraZeneca ha sido una de las más esperadas por su bajo costo y facilidades de almacenamiento y distribución. A pesar de ello, los desarrollos de Pfizer-BioNtech y Moderna fueron los primeros en ser aprobados por las autoridades sanitarias de diferentes países por arrojar resultados tempranos de sus ensayos de fase III.

Pero satisfacer la actual demanda mundial y, concretamente, cumplir con las cantidades de dosis negociadas con los gobiernos ha sido una tarea hercúlea incluso para estas grandes compañías. Mientras intentan resolver los pormenores que ha merecido retrasar un poco el proceso de vacunación, los investigadores evalúan los riesgos o beneficios de dichas carencias.

Un primer informe sugirió que una dosis inicial baja aumentaba la protección

El informe, aún en fase de preimpresión, muestra los resultados de una serie de ensayos clínicos que actualizan los presentados en el mes de diciembre. Para entonces, incluyeron apenas 192 casos de enfermedad entre los participantes, mientras que el nuevo incluye 332 casos.

Los resultados del primer informe sugerían que la efectividad de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, de 67 por ciento, parecía incrementarse en aquellos voluntarios que recibieron solo la mitad de la dosis estipulada en su primera inyección.

Administrar dos dosis estándar resultó en una efectividad de 59 por ciento, mientras que la de media dosis seguida por la dosis estándar fue de 90 por ciento, mucho más similar a la de sus competidoras.

El primer porcentaje puede parecer bajo en comparación con otras de las candidatas aprobadas para uso de emergencia, cuyos desempeños superan el 90 por ciento. Sin embargo, la vacuna de Oxford-AstraZeneca parece ofrecer beneficios adicionales, irónicamente, retrasando la siguiente inyección.

La aplicación de dosis iniciales más bajas en un subgrupo de voluntarios se interpretó como un error fortuito. A pesar de ello, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido autorizó la dosificación estándar.

Vacuna de Oxford-AstraZeneca es más efectiva aplicando la segunda dosis 12 semanas después

Sin embargo, los nuevos resultados sugieren que dicho esquema podría modificarse para hacer el medicamento más efectivo. Los nuevos resultados muestran que la eficacia de la vacuna después de la segunda dosis fue de apenas el 55 por ciento aplicándola seis semanas después de la primera. 22 días después de la primera inyección, la eficacia fue de 76 por ciento, pero cuando dicho período se incrementó a 12 semanas o más, la eficacia aumentó a 81 por ciento.

Aunque no lo indican directamente, al parecer no hubo mucho diferencia entre la eficacia de la vacuna de Oxford-AstraZeneca de los que recibieron la mitad inicial o la dosis completa.

Así que, aunque el medicamento es efectivo en un esquema de dosificación estándar, el efecto protector de la primera inyección no parece reducirse durante al menos tres meses, lo cual comprende un rasgo muy positivo en el contexto pandémico actual. Pero, ¿es suficiente esto para reducir la transmisión del virus?

La vacuna de Oxford-AstraZeneca es 67 por ciento eficaz para prevenir infecciones con síntomas, mientras que para prevenir cualquier infección con el SARS-CoV-2, fue de apenas 50 por ciento. A ello sumamos que las personas asintomáticas también podrían transmitir la enfermedad, y al ser menos eficaz en estos casos, puede que aún sea insuficiente para detener la propagación.

Referencias:

AstraZeneca vaccine: delaying the second dose increases protection, according to new data. https://theconversation.com/astrazeneca-vaccine-delaying-the-second-dose-increases-protection-according-to-new-data-154617

Single Dose Administration, And The Influence Of The Timing Of The Booster Dose On Immunogenicity and Efficacy Of ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) Vaccine. https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3777268