Cola de ballena sobresaliendo del agua en el medio del océano.
Vía Picryl.

El mundo animal se encuentra siempre en un constante cambio. Por este motivo, incluso ahora, la ciencia sigue topándose con nuevas especies y variaciones de las criaturas que ya conocemos. Justo ese ha sudo el caso de la ballena que encalló en Florida durante el 2019 que, al parecer, era una representante de toda una nueva especie.

El descubrimiento se publicó en la revista científica Marine Mammal Science bajo la autoría de los investigadores Patricia E. Rosel, Lynsey A. Wilcox, Tadasu K. Yamada, Keith D. Mullin. Dentro de su escrito, los científicos plantean que la ballena parece ser parte de todo un nuevo grupo de estas critaruras, que hacen vida en el Golfo de México.

El descubrimiento de la ballena Rice

Imagen de la nueva especie de ballena encallada en las playas de la costa Everglades en Florida.
Crédito: Parque Nacional Everglades. Florida.

La ballena que ha desencadenado toda esta conmoción encalló en las costas de Florida durante el 2019, aunque para este momento aún no se sabía que era una nueva especie. Su cadáver, encontrado en la playa Sandy Key, en la costa Everglades, medía 11,5 metros de largo y se asoció de inmediato con la ballena de Bryde –pronunciada “broodus”–.

Esta especie de mamífero marino está particularmente emparentada con otras ballenas más conocidas como la jorobada y la azul. En un principio, por su tamaño y la forma de su cráneo –que eran ligeramente distintos a los típicos– se pensó que la criatura era una subespecie de las Bryde, motivo por el cual se la bautizó como ballena “Rice”.

Ahora, dos años después del descubrimiento, nuevas investigaciones han revelado que las diferencias entre la ballena encallada y las Bryde son más de las esperadas. Por este motivo, ahora se plantea la posibilidad de que las ballenas Rice se tratan de una nueva especie en sí mismas, y no de una subvariante de otro grupo ya existente.

La ballena encontrada en Florida es parte de toda una nueva especie

Mientras en Hokkaido, Japón, durante el 2019, se encontraba una nueva especie de ballena negra, en las playas de Florida encalló otra. Sin embargo, no ha sido sino hasta este 2021 que se la ha podido identificar como tal. Todo esto se ha logrado gracias al esfuerzo de Rosel y su equipo, parte del Centro de Ciencias Pesqueras del Sureste, en Estados Unidos.

Dentro de la investigación, uno de los primeros indicios de la individualidad de las ballenas fue la forma particular del cráneo del espécimen encallado. Según parece, la ballena de las costas de Florida tiene una estructura ósea que la califica mejor como nueva especie que como subvariante.

Asimismo, otro punto vital que marcó la diferencia fue la estructura física general y el peso de las ballenas. En el caso de las ya conocidas Bryde, se sabe que estas alcanzan los 15,2 metros de largo y pesos superiores a los 24.947 kilogramos. Ahora, las Rice solo alcancen un máximo de 12,8 metros, pero pueden pesar hasta 27.215 kilogramos.

Debido a esto, los investigadores reportaron en su estudio que habían logrado ubicar evidencias de una “especie no descrita de Balaenoptera del Golfo de México”. Esto mientras que las Bryde son más comunes en otras áreas del Caribe y del océano Atlántico.

La nueva especie ya se encuentra en peligro de extinción

Según un comunicado liberado por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), en el mundo tan solo hay 100 ejemplares de esta nueva especie de ballena ubicada en Florida. Como resultado, ya se la puede catalogar como en “peligro crítico” de exintición, justo después de su descubrimiento.

“La nueva especie conserva su estado de protección bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, ya que anteriormente figuraba como una subespecie en peligro de extinción (ballena de Bryde del Golfo de México)”, escribió la NOAA.

En otras palabras, esto no cambia mucho su estatus ya que, como subespecie de la Bryde, ya también se la consideraba en peligro. Ahora, la NOAA esperará a que se acepte oficialmente el nombre “ballena Rice” para poder añadirla a su listado de especies marinas protegidas.

En el área donde la ballena Rice se mueve, los derrámes petroleros son una amenaza que podría rápidamente mermar la población. Por este motivo, la NOAA insta a que se unan esfuerzos para proteger a esta nueva especie que, lastimosamente, ya se encuentra a punto de desaparecer.

Referencia:

A new species of baleen whale (Balaenoptera) from the Gulf of Mexico, with a review of its geographic distribution: https://doi.org/10.1111/mms.12776