Médico con bata blanca enseñando un sistema digestivo, un punto clave para mejorar la efectividad de la inmunoterapia.

Los científicos suelen encontrar soluciones a muchos de los problemas de salud que aquejan a la humanidad, aunque algunas de ellas parezcan nocivas, o asquerosas. Por ejemplo, un nuevo estudio ha revelado que los pacientes con cáncer resistentes a la inmunoterapia podrían responder de manera positiva al tratamiento sometiéndose también a trasplantes fecales.

Los investigadores explican en su artículo en la revista Science que los trasplantes fecales pueden mejorar el microbioma intestinal para que los gérmenes adecuados se encarguen de potenciar la respuesta. Suena como una locura, pero en realidad se trata de un método que se ha estado probando desde hace cierto tiempo para otras afecciones y ha arrojado buenos resultados.

No todos los pacientes responden a la inmunoterapia

En resumidas cuentas, la inmunoterapia es un tratamiento diseñado para fortalecer el sistema inmunológico de modo que este pueda luchar contra las células cancerosas. Se trata de una alternativa novedosa que ha aumentado las expectativas de mejorar el pronóstico de esta enfermedad, pero, tristemente, no es perfecta.

Tal y como ocurre con otros tratamientos, no todos los pacientes diagnosticados con cáncer responden a los medicamentos de inmunoterapia. En el caso de un tipo de cáncer de piel conocido como melanoma avanzado, solo alrededor del 40 por ciento de los pacientes obtienen beneficios a largo plazo.

Pero, ¿qué es lo que hace que algunos respondan bien mientras que otros quedan exentos de los beneficios? Los investigadores han trabajado arduamente para determinarlo y han dado con un punto crucial en la medicina: la flora bacteriana intestinal. Es por ello que se cree que los trasplantes fecales pueden ayudar a restituirla y, finalmente, mejorar la respuesta de los pacientes a la inmunoterapia.

Lo que motivó a los científicos a realizar trasplantes fecales

Los primeros estudios realizados en modelos de ratón mostraron que los roedores con cáncer respondían de manera diferente a los medicamentos por los microbios presentes en su intestino.

Entonces sometieron a los ratones que no respondieron a la inmunoterapia a trasplantes fecales extraídos de pacientes humanos con cáncer que sí habían visto mejoría con dicho tratamiento, y los resultados fueron asombrosos. Los ratones empezaron a responder al tratamiento.

Otro estudio realizado en humanos reveló que la ingesta de antibióticos también jugaba un papel clave en la modificación del microbioma intestinal. Los pacientes que tomaban antibióticos tenían menor probabilidad de responder a la inmunoterapia.

Trasplantes fecales e inmunoterapia para pacientes previamente resistentes

Con estos resultados, los investigadores del Centro Médico Sheba en Ramat Gan, Israel, pudieron pasar a dos ensayos clínicos en los que probarían el potencial de los trasplantes fecales en humanos que no respondían a la inmunoterapia siguiendo una dinámica similar.

Primero identificaron a los pacientes con melanoma que respondieron bien a la inmunoterapia y recolectaron sus heces. Luego trasplantaron las heces, junto con sus microbios, a 15 pacientes que no respondían a los medicamentos.

Cabe destacar que introdujeron tanto trasplantes fecales como píldoras vía oral que contenían heces secas. Luego sometieron a los pacientes en cuestión a medicamentos de inmunoterapia conocidos como bloqueadores de puntos de control.

Resultados aún mixtos

Y en efecto, después del trasplante, seis de los 15 pacientes respondieron a la inmunoterapia por primera vez, bien con la reducción del tumor o la estabilización de la enfermedad durante más de un año. En algunos pacientes, células inmunes específicas se incrementaron y empezaron a aparecer anticuerpos en su sangre en respuesta a la exposición a los microbios.

A pesar de los cambios positivos observados en algunos pacientes, los trasplantes fecales probablemente no ayudarán a todos los pacientes cuyo cáncer resiste la inmunoterapia, dijo Zarour. En el nuevo estudio, por ejemplo, nueve de los 15 pacientes no se beneficiaron del tratamiento. Como parte de su investigación, el equipo comenzó a analizar las diferencias entre quienes mejoraron después del trasplante y quienes no.

Referencias:

Association of Pembrolizumab With Tumor Response and Survival Among Patients With Advanced Melanoma. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27092830/

Gut microbiome modulates response to anti–PD-1 immunotherapy in melanoma patients. https://science.sciencemag.org/content/359/6371/97

Fecal microbiota transplant overcomes resistance to anti–PD-1 therapy in melanoma patients. https://science.sciencemag.org/content/371/6529/595