En un fondo negro, coronavirus de color rojo con salpicaduras similares a la sangre.

El tema de las mutaciones se ha vuelto tendencia desde finales de 2020 por su potencial de afectar las tan esperadas vacunas. En este sentido, después de la de Reino Unido, la variante del coronavirus surgida en Sudáfrica es una de las más temidas.

Razones hay, y no se trata de meras especulaciones. Las últimas investigaciones sugieren no solo que se propaga también rápidamente, sino que también puede evadir la respuesta de anticuerpos que genera nuestro cuerpo tras la vacunación. Pero para salir de dudas, mejor exploremos todo lo que la ciencia ha descubierto sobre ella.

Mutaciones que la hacen más resistente a la vacuna

La variante del coronavirus de Sudáfrica contiene una mutación conocida como N501Y, también presente en la detecta inicialmente en Reino Unido. Los investigadores creen que esta mutación es la que hace que ambas sean más contagiosas que la versión original.

Pero la variante sudafricana también contiene otras mutaciones, dos de las cuales son especialmente preocupantes en el contexto de la actual pandemia: E484K y K417N. Puede que ellas sean las que le confieran la peligrosa capacidad de evadir la respuesta de anticuerpos neutralizantes que genera nuestro cuerpo para protegernos.

Los ensayos de la vacuna Novavax Covid arrojaron resultados que alimentan este temor. Su efectividad contra el coronavirus original fue de 95,6 por ciento; para la variante de Reino Unido fue de 85,6 por ciento; mientras que para la de Sudáfrica fue de solo 60 por ciento.

Por supuesto, 60 por ciento sigue siendo un porcentaje aceptable. Lo que nos muestran estos resultados es precisamente lo que hablamos en nuestro artículo sobre por qué mutan los virus: ciertas mutaciones pueden causar cambios drásticos en poco tiempo que pueden dificultar la lucha contra las enfermedades.

¿Qué tan extendida está la variante del coronavirus de Sudáfrica?

El 24 de enero de este año, el secretario de salud británico, Matt Hancock informó que se habían detectado 77 casos de la variante del coronavirus de Sudádrica en el Reino Unido. Este lunes se confirmaron un total de 105 casos en ocho área diferentes.

Al principio, los casos correspondían a personas que llegaban del extranjero; sin embargo, Public Health England (PHE) aclaró que ya hay 11 casos sin historial de viajes. En pocas palabras, ya se puede hablar de una transmisión comunitaria dentro del país.

El consorcio Cog-UK ha monitoreado la presencia del coronavirus en el territorio británico por medio de la secuenciación genética. Y entre los más de 232,000 genomas secuenciados hasta ahora, estiman que menos del 0,05 por ciento de los casos actuales corresponde a la variante sudafricana.

Hasta el momento, se ha encontrado en más de 30 países, entre los que figuran Austria, Bélgica, Kenia, Emiratos Árabes Unidos, Japón y Estados Unidos, como indicamos en una nota previa. Los informes sugieren que en algunos de ellos, como Bélgica y Estados Unidos, ya hay casos de transmisión local ya que se han detectado casos que no han viajado al extranjeros recientemente.

Ahora bien, aunque muy extendida, hasta ahora la evidencia solo apunta a una mayor resistencia a las vacunas. Por fortuna, no hay indicios de que la variante del coronavirus de Sudáfrica provoque una enfermedad más grave o síntomas diferentes a los ya conocidos.

Referencia:

What we know about the South African variant of Covid. https://www.theguardian.com/world/2021/feb/01/what-we-know-about-the-south-african-variant-of-covid